1 jun. 2019

La Última Rumba de Papa Montero.

 Quiero dedicar  esta nota al  señor Armando Hidalgo,  que a pesar de haber vivido su temprana  niñez y su adolescencia en un barrio neoyorkino, es un gran admirador de la música popular cubana. Honor a ti, estimado Armando Hidalgo, por saber  apreciar esta maravillosa música caribeña. 

Aunque desafortunadamente no soy  folklorista, debido a mi crianza en el selecto barrio habanero de San Leopoldo, con otros jovenes muy destacados  como Raulito El Tuerto, El Negritillo, el Congo,  Rodolfo  El Loco, el Ambia Chocolatico, Felo el mecanico dental, con sus dientes adornados con todo tipo de piedras y oro, Nano Godínez, Rolando “Chaucha”. Jesús Ávila Rosello, el Jockey, mi mejor amigo que me enseno a cantar el Gitano Señorón, mientras me contaba de sus amores con Nieves una chica muy bonita del barrio.  
Un vecino nuestro que era periodista, Pedrito Ramos una noche me llevo a visitar el  periódico donde trabajaba El Diario de la Marina, y escribió algo dedicado a mi, una especie de semblaza, que despertó en mi la  vocación por ser periodista, que tuve la oportunidad de comenzar a realizar, como redactor de una  revista infantil en 1962 , gracias a un buen amigo del Instituto de la Habana “El Vila”, EPD,  quien me invito a escribir en una revista, de nueva creación, dedicada a los niños “Pionero”, tomando como modelo una revista infantil argentina. Desde la escuela primaria, siempre he sentido una gran necesidad de estudiar y conoce el mundo que me rodeba, leyendo, sin descansar, revistas y peridicos en 1945 cuandolo guerra termino, en mi casa fui el primero en leer la noticia. Interes  que cada vez ha sido mayor, mientras otros se interesaban por los deportes, las fiestas y los bailes  yo dedicaba mi tiempo libre a leer todolo que caia en mis manos. No era un nino muy simpatico para algunos adultos,  pues yo les hablaba de cosas que ellos no sabian y apenas conprendian. Su unico comentario era decir que yo era muy inteligente, lo que al final me llegue a crer  y asumir  para no quedar mal. Imaginenseun nino hablando de los de los viajes de Marco Polo o cosas de la actualidad de aquel tiempo, como la guerra del Japon,  que los adultos no comprendian, el rechazo era monumental y el dolor moral queyosntia era irresistible. Desafortunadamente, despues de algunas situaciones familiares, desde mis 12 annos, comence a trabajar y  me termine de criar en la calle. En mi adolescencia tuve una formación marginal, sin inclinaciones de delincuente juvenil, porque mi padre, que fue  policía y guarda jurado durante más de 40 años,  nos había explicado las consecuencias de no respetar las leyes, pero no la razón por la que algunos  policías no la respetaban. Lo cual que anulo toda idea de seguir los pasos de mi padre, aunque realmente siempre lo quise y lo admire por su condiciones y seriedad de hombre honrado y respetuoso. En  aquellos sos tiempos no habia television ni la gente jugaba mucho Domino, algunas personas, sobre todo las mujeres oian la novela radial, El Derecho de Nacer. En esa epoca trasmitian los episodios  de Los TresVillabos y de Tarzan, que los mas jovenes oiamos cada dia.                                              Desde aquellos tiempos sentía una gran admiración por la música como los boleros, la cantos y las coplas hispana, los tangos  arrabaleros, que aprendí a bailar,  a mi tercera edad, después de ver la película “Perfume de Mujer”.  Muchacho de barrio, nada sonaba con mas agrado en mi oídos, populares y plebeyos, como el toque de tabores y los cantos que sonaban, desde el fondo de los solares de mi  barrio,  a cualquier hora,  y por el menor  de los motivos, cuando el ron comenzaba correr por las gargantas de hombres y mujeres, que habian llegado de sus trabajos y se reunian en el patio del solar para conversar, poco antes de irse a descansar hasta el dia suguiente. En esa epoca me atraia y me atrae todavia,  oír los Guaguancós, creados directamente frente a la gente del barrios o tomados de algún grupo como  las Muñequitos de Matanzas, la gente de Atares o Santa Amalia, y los Sitios  Aceres, basados en algún suceso o chisme del barrio, que llamaba  la atención de sus autores.                                 Alguien del barrio, que sabia mi gusto por esta música, se entero de mis esfuerzos para enamorar a una chica del barrio, muy bonita, pero con aires de burguesita, y lo único  que se le ocurrió fue componer un Guaguancó que me dedico con una letra, simpática, pero que ponía al descubierto, mis intereses amorosos por la jovencia,  que luego fue novia de otro chico del barrio de origen italiano y familia muy acomodada. Si mal no recuerdo la composicion comenzaba asi, :
Román Rodríguez, se tiro a la rumba un día,
Aunque siempre le decía, no te vayas a tirar,
La fruta esta verde todavía y te vas embarcar  
Oyeme aceres, hazme caso, te vas a embarcar ....

Aunque lo hizo en forma de advertencia, el padre se entero y no volví a pasar frente a su casa. Fuera de esta anecdota personal, admire aquel guaguancó sobre la Sopita en Botella, cantada por Rolando La Serie y contestada por Celia Cruz,  la canción mexicana Bartola, que decía “Oye Bartola,  ahí te  dejo esos  dos pesos, paga la renta,  el teléfono y la  luz, con lo que sobre me compras mi alipul.  y laespanola Soy Minero de Antonio Molina y La Perrita Pequinesa de  Pedrito Rico. Hubo cantantesmuy admiradoseese tiempo como Mirtha Silva y  Daniel Santos, con Patricia,  Sin Reserva, dedicada a los norteamericanos combatientes de la Segunda Guerra Mundial, un personaje que tocaba las fibras mas profundas de los cubanos y cada noche  formaba un escandalo que hacia saltar las noticias de los periodicos con fotos y relatos de sus aventuras. Eran  tiempos diferentes que a veces. consurecuerdo alegran nuetros corazones. 
Recuerdo en ocasiones haberme parado, durante horas, frente a la Emisoras Radio  Cadena Habana, a un costado del Capitolio para oir  tocar a la Sonora Matancera y aalgunos cantantes populares como Celia Cruz y Bievenido Granda. Hoy les quiero regalar  una rumba  y que de alguna manera se pudiera aplicar a nuestra historia más reciente. La Ultima Rumba de Papa Montero,
que  copie de Youtube, sin pensar si podía hacerlo, porque la considero  parte de nuestra música popular, la cual todos los cubanos, tenemos derecho a disfrutar. Si no es así, pues quien tenga derecho, me  mande la factura y pagare los derechos de autor, a quien corresponda en el próximo quinquenio. 


No hay comentarios: