8 mar. 2018

La eleccion del futuro Presidente de Cuba.


Habitualmente  recibo las publicaciones del Periódico Cubano y me resulta interesante y más objetivo que otras  de la misma índole, cualidad muy importante cuando se propone un tema  como el relacionado con la ELECCION DEL FUTURO PRESIDENTE DE CUBA, no por especial  interés en el candidato propuesto, sino porque en general siempre he sido  escéptico  en la calificación de los personajes políticos y mi mayor interés se centra en los electores, de los cuales todos deberíamos ser parte, independientemente de las condiciones especificas  en el caso de Cuba y de otros países que limitan la palpitación de sus ciudadanos. 
Otro hecho es que en realidad no conozco, profundamente, la trayectoria política del posible candidato que menciona el Periódico  Cubano, debido a mis 28 abriles, sin visitar Cuba, que según dicen no es militar de carrera, ni combatiente histórico, de los cuales ya quedan pocos, y es relativamente joven, comparado con la gerontocracia que actualmente dirige el país,  y parece una persona inteligente, con la apariencia de un campesino villaclareño. Por estas razones, que no son necesariamente las únicas, quiero referirme, mas que a nada, a los electores,  y no al candidato que señala el Periódico Cubano. 
Personalmente, rechazo la política, tanto como los deportes y los juegos de todo tipo, como el Domino y las Cartas, que nunca aprendí a jugarlos, lo que tiene sus orígenes en mi niñez, más interesado en la lectura y mis experiencias infantiles, relacionado con un político pinero,  amigo de mi familia, llamado Pepito Villorín, quien se aparecía en nuestra casa en épocas de elecciones, para  llevar a mi abuela materna  a votar en su auto. 
Un día prometió conseguirle un buen trabajo a uno de  mis tíos, para al final ofrecerle una plaza de jornalero en Obras Publicas, como peón, para dar pico y pala, gestión nada difícil, debido a que el Ministro de Obras Públicas de esa época, José  San Martin, sobrino del Presidente de la República, Alias ‘’Pepe Plazoleta”, quien se dedicaba a construir plazoletas, y necesitaba trabajadores para construirlas. Por toda la ciudad de  La Habana,  entre ellas la llamada  “El Bidet de Paulina”, situado en Vía Blanca y calle 26, en el Nuevo Vedado.
Soy muy escéptico, en política, tanto como en las creencia  religiosas, o las llamadas Ciencias Ocultas, aunque no critico a quienes difieren de mi, o las practiquen honestamente, como  personas comunes, sin presentarse como dotados de poderes especiales, para practicarlos, como médiums, taro logos, brujos y pastores de las religiones existentes,
 A pesar de mi escepticismo político, no tengo tendencias anarquistas, pues el ejercicio de la auto disciplina ciudadana es muy difícil, y alguien tiene que asumir esta actividad de control y guía social.  Como, siempre digo: “Sin toreros no hay  corridas”, pues es el personaje que representan y valorizan el espectáculo,  pero  el problema es que los electores somos los toros que van a matar en la arena y que pierden el rabo y las orejas para congraciar al torero".
Considero que con muy  pocos  esfuerzos se puede descubrir las motivaciones de quienes ejercen la política, como una vocación de servicio  público, pero en  realidad motivados por lograr sus propios beneficios, sin tomar en consideración su ideología y su trayectoria política.
Seguramente, dentro de la fauna política, deben existir, gente honestas, aunque no puedo afirmarlo con absoluta seguridad, y,  por un  principio elemental, no debo absolutizar, aunque deben ser tan escasos  que no se hacen  notar, y pocas veces llegan al poder.
En Cuba,  después de 1965, muchos auto tituladas revolucionarios, comenzaron a militar en el único partido existente, recién fundado, algunos por conveniencia, sin grandes convicciones,  porque  representaba un estatus social favorable para sus miembros, durante el desarrollo del proceso revolucionario fidelista, asesorados por los antiguos militantes del Partido Socialista Popular (PSP)  entre ellos el conocido político Fabio Grobart, de origen polonés y los cubanos Blas Roca, Lázaro Peña,  Juan Marinello,  Carlos Rafael Rodríguez y Aníbal Escalante, entre otros, que parece que algún momento trato de ''escalar'' a la posición principal de la Revolución Fidelista, todos formados en la Unión Soviética, durante la época Estalinista de  la URRS, internamente repudiada por sus propios dirigentes .
Posteriormente, consolidadas las fuerzas revolucionarias fidelistas, muchos miembros del llamado Partido Comunista de Cuba, fueran elegidos por  tratarse de personas con cierto prestigio, como  trabajadores y  forma de vida, lo cual honraba más al Partido que a ellos mismos, aunque en sus núcleos principales de dirección se notaba la ausencia de mujeres y dirigentes negros. Situación que trataron de modificar, con urgencia, basados en el color de la piel y el sexo de sus militantes, manera poco inteligente sin tomar mucho en consideración las capacidades de liderazgo de las personas las elegidas, como si fuera un simple  resumen de las orientaciones, en su mayoría, mujeres y negras, que se vieron obligadas aprender a dirigir, sobre la macha, por  ensayo error. 
El pueblo cubano, especialmente los  residente en la isla, es oficialmente el, principal elector, según el método establecido en Cuba.
El pueblo cubano ama su país, su nación, su bandera, y ha sido capaz de aceptar enormes sacrificios y cientos de frustraciones sin renunciar a sus sueños de abundancia y desarrollo,  dando todo  el  esfuerzo que le han pedido, en condiciones horribles. La mayoría de los jóvenes, hombres y mujeres, de Cuba, son personas cultivadas, con niveles escolares superiores, capaces de lograr lo que se propongan, no como dicen algunas personas, referidos a quienes cometen delitos, sin nada que ver con su nacionalidad, ignorantes, delincuentes y vagos. No obstante, muchos jóvenes se corrompen o pierden sus preciosas vidas, tratando de salir de Cuba,  muchas de nuestras mujeres se prostituyen y se casan con cualquier  estúpido solo para salió del país y mejorar su vida económica, para terminar en el ejercicio de la prostitución en países extranjeros. 
Es necesario terminar con esa situación, eliminando las causas que las provocan y tiene como principales responsables a quienes no han sabido motivarlos de la mejor forma para que se incorporen al esfuerzo de desarrollo del país. No algunos que se manifiestan de manera oportunista y sin convicciones reales, sino dándoles la oportunidad de ocupar un espacio y desarrollar sus mejores cualidades para el desarrollo social y económico. No solamente  con grandes sacrificios, como aquellos jóvenes que fueron a cultivar berro en las cenegas de Batabano, actividad que desde la época colonial la realizaban los chinos agrupados en cooperativas o los jóvenes, casi niños y adolescentes que subieron a  Sierra a formarse como maestros o los que integraron el Ejercito Juvenil  del trabajo, por voluntad propia o se incorporaron a los Institutos Tecnológicos para  convertirse en técnicos y obreros al servicio de la sociedad o a las Escuelas de Arte para desarrollar su vocación artística y figurar en los escenario s de toda  Cuba y muchos escenarios extranjeros, como los integrantes del Ballet Nacional,.
Es hora de abandonar las visiones paranoides de la sociedad y dejar de temer a los cubanos que pueden desarrollar nuestro país y cubrirlo de riquezas, sin necesidad de irse a otros países. Nuestras playas, nuestras centros de diversión, nuestros artistas pueden dar los mejores esfuerzos y para lograr lo que Cuba necesita. 
Si dedicamos  nuestros esfuerzos a rescatar esos valores y actitudes, las mujeres y hombres jóvenes, no se entregaran en brazos de turistas corruptos, la mayoría ancianos, por unos cuantos  CUC,  Dólares o Euros, ni a los llamados Romeas, proxenetas en busca de presas fáciles,  que llevarse  fuera de Cuba para introducirlas en la prostitución de cualquier otro país. ni sentirían  la necesidad de escapar a otros países, acción que muchos realizan  impulsados por la deficiente gestión de quienes no han sabido guiarlos y muchas veces los catalogan como desafectos al proceso revolucionario, debido a algunas actitudes, generalmente usuales entre los jóvenes de todos los países regularmente  so modifican cuando llegan a la adultez. Este enorme capital humano,  con dominio de las más diversas técnicas y profesiones necesarias para desarrollar un país, hasta lo máximo de sus posibilidades materiales, debería tener, objetivamente, oportunidades para desarrollar sus actividades.  Es necesario que no perdamos más tiempo con políticas insensatas, utópicas que no conducen a nada. Que invirtamos nuestro capital humano, formado por técnicos  y profesionales,  para lograr nuestro desarrollo optimo. No esperemos  que los gánsteres se apoderen de Cuba, para explotar a nuestro pueblo y quizás  introducir las drogas, el juego ilegal, la prostitución, cuando podemos tener los mejores Casinos, como existen en todas partes, los mejores espectáculos, los mejores concursos de belleza, con la participación de nuestras jóvenes, los torneos deportivos, los mejores deportistas, que hoy ganan millones  y lo gastan en países extranjeros, cuando en otros momentos hemos sido los mejores en innumerables competencias.
No se trata de caer en el libertinaje, sino de liberar las fuerzas productivas que luchan por desarrollarse,  sin apoyo, ni guía de nadie, y caen en el delito sin necesidad.
Acaso derrocharemos nuestro capital cultural y social, representado por nuestros técnicos, profesionales, hombres y mujeres muy jóvenes, como se han derrochado los grandes edificios construidos para escuelas, ahora abandonado o convertido en albergues, un derroche increible de los recursos de Cuba, mientras las casas en lass ciudades se 
derrumban por falta de materiales de construccion para repararlas
.

EDIFICIO DE LAS  ESCUELAS EN EL CAMPO, CONVERTIDAS EN aLBERGUES PARA FAMILIASÉ 

Recuerdo cuando  llegaron a Cuba, en 1962, los primeros visitantes procedentes  de la China Popular, fundada por  Mao Zhe Tung, todos vestían todos iguales y con apariencia de persona muy pobres, muy diferentes de las personas que hoy habitan ese país, con jóvenes, alegres,  con muy buena educación, y me da por pensar si en Cuba haría falta una verdadera Revolución Cultural, que remueva los anquilosados cimientos del país y los dogmas obsoletos de los  comunistas formados durante la época de Stalin, para lograr el bienestar  de todos los  cubanos, con  un desarrollo apto para satisfacer las necesidades de toda la población.
Espero que el futuro presidente de Cuba, no envíe a los técnicos y profesionales de Cuba a trabajar dando  pico y pala, solamente para mantenerlos ocupados, sin realizar cambios en la organización económica y social, pues cuando veo algunos documentales, en Youtube,  con las obras construidas por los técnicos y trabajadores chinos, pienso cuan útiles serian, si se utilizara adecuadamente  sus capacidades en todos los campos de la sociedad y la economía.
 Aunque es lógico que el futuro presidente tenga serios compromisos con la ideología que deberá representar y servir, tendrá la oportunidad de hacer algo diferente y favorable por  la nueva Cuba, que se avizora en un futuro no lejano y que quizás no todos tendremos oportunidad de conocer, por razones cronológicas, y el pasar del tiempo.  
No importa como el sistema quiera hacerse llamar, el alias que adopte, sea comunista, Socialista o Capitalista de Estado. Muchos gobiernos se  titulan de  estas formas sin tener un ápice de ninguna de estas  formas de gobierno. 
 Si adoptara una actitud sarcástica, con el cinismo que no me caracteriza, podría decir que después de lo que se ha vivido, por causa de los métodos utilizados, por décadas, para dirigir el país, nada puede ser peor. Pues al parecer, como se dice en el lenguaje jurídico, alguien se olvido de que la gente tenía necesidad de comer, vivir y disfrutar de su corta vida, quizás porque tenía sus alimentos asegurados y estaba bien abastecido. 
No importa el nombre,  sino los resultados. que nos prometieron en 1959 y que al parecer fueron  olvidados, por conveniencia de alguien, o por simple negligencia, o quizás por la dedicación constante a otras actividades, como la Seguridad  del Estado, catalogada regularmente como la actividad más eficiente de la revolución, por contraposición  a la gestión económica, único medio efectivo de cubrir las crecientes necesidades de la población, en todos los niveles, paralelamente a los servicios de Salud Pública y la Educación que por falta de recursos se deterioran cada vez mas. 
Independientemente de las razones y  de las causas esgrimidas, como el llamado bloqueo imperialista, o embargo norteamericano, es una vergüenza que en un país  productor de vegetales, frutas, leche, carnes y pescados hayamos caído a situaciones propias de algunos países durante la Segunda Guerra Mundial 
En aquellos  tiempo existió la ORPA, controlando los abastecimientos, pero siempre podíamos servir nuestras mesas con nuestros propios productos, producidos por con esfuerzo de los gloriosos campesinos y los  pescadores cubanos. 
En cierta ocasión,  1967, en la Plaza Roja de Moscú, vi latas de leche condensada La Lechera exhibidas para la venta, mientras en Cuba, aparte de los niños y algunos enfermos de ulceras o gastritis nadie tenía leche para consumir en sus casas, algo parecido a las cajas de camarones que alguna vez encontré en Canadá, en 1992,  cuando Cuba sufría su llamado Periodo Especial. Siempre me preguntaba quién fue el imbécil que autorizo la venta de esos productos en el exterior de Cuba. Dudo que haya sido en  Ministro de Comercio Exterior de la época, a quien conozco personalmente desde mi juventud, un hombre sumamente inteligente para caer en esas estupideces. 
CUBA NO DEBE SER SOLAMENTE EL ARA DE SACRIFICIOS,  SINO TAMBIEN EL PEDESTAL PARA MOSTRAR NUESTROS LOGROS Y DESARROLLO DE TODOS LOS
CUBANOS. CUBA DEBE SER SEDE Y GLORIA DE TODOS LOS CUBANOS, INDEPENDIENTEMENTE  DE LA  RELIGION, LA IDEOLOGIA O EL COLOR DE LA PIEL O EL SEXO DE CADA UNO. SOLO LA UNION NOS HARA FUERTES E INVENCIBLES ANTE CUALQUIERA QUE TRATE DE  ROMPER NUESTRA UNION. NUESTRA NACION ES SOLO UNA, IGUAL QUE NUESTRA BANDERA CON SU ESTRELLA SOLITARIAY NUESTRA ISLA EN MEDIO DEL CARIBE. ES NECESARIO RESTABLECER LA UNION DE TODOS LOS CUBANOS,  COMO AQUEL MEMORABLE PRIMERO DE ENERO DE 1959. 
Por eso, si seguimos como hasta ahora,  nunca olvidare el  cuento que me hacia mi padre, sobre  la historia de un campesino, que sembró un árbol de naranjas y un día lo corto y le dio el tronco al cura del poblado, quien lo  utilizo para mandar a tallar la estatua de un santo.  
Cierto día un ciclón destruyo todos sus sembrados, y el campesino decidió ir a ver la estatua del santo para pedirle que cuidara sus sembrados y aumentara sus cosechas.  
Lo hizo y decidió esperar. Meses más tarde,  otro ciclón, más fuerte que el anterior,  no dejo una sola mata en pie. Al ver aquel desastre, algo molesto, fue ver al santo, se paro frente a la estatua y le dijo:
 Naranjo te conocí
Y naranjo te corte, 
Los milagros que tú  hagas
que me  los cuelguen en este que tengo aquí…
Decía muy irrespetuosamente, tocándose sus partes privadas.
Unámonos con fraternidad, igualdad y libertad, para construir un país rico, desarrollado con el esfuerzo de todos, sin la ayuda interesada de alguien, y los falsos amigos que solo tratan de apoderarse de un pedazo del pastel. No tardemos mas en harcela. 





,
.



No hay comentarios: