Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

LA MUJER DE MIS SUEÑOS

Imagen
Con cierta frecuencia alguien me pide que publique algunas de mis poemas que reflejan momentos importantes de mi vida, especialmente los que se relacionan con mi vida sentimental o simplemente mis emociones de hombre sensible tocado en lo hondo por amores y afectos pasados. Son obras que he coleccionado durante años y que he registrado por aquello de los derechos de autor y que actualmente reviso y preparo para su pronta publicación.
Esta vez quiero publicar lo último que he escrito relacionado con sentimientos surgidos hace un tiempo bastante lejano,pues ocurre que navegando por la Internet
y curioseando las diferentes paginas,apareció de pronto ese alguien que siempre estaba tan presente en mi vida, y surgió este poema, que si lo lee sabrá que es para ella y si no será la válvula de escape que me permita de alguna manera expresar lo que siento para mi egoísta satisfacción y disfrute de quienes lo reciban.

LA MUJER DE MIS SUEÑOS

La mujer de mis sueños tiene a…

Uno de mis mejores momentos de la infancia

Imagen
Uno de mis mejores momentos de la infancia fue oír a mis padres recitar a dúo una poesía que siempre que la recuerdo me hace volver a aquellos días tan lejanos.
Cuando fui ya adulto y comencé mis incursiones por los campos de la literatura, y especialmente de la poesía, conocí sus orígenes y la trágica historia de su autor Juan Cristóbal Nápoles Fajardo (El Cucalambé).
Uno de los poetas que en mi modesta opinión mas y mejor han reflejado la nacionalidad cubana.
El Cucalambé nació en las Tunas de Bayamo, Provincia de Oriente, en Julio de 1829 y desapareció en 1862 posiblemente asesinado por estas cualidades que lo distinguían de quienes aun servían al colonialismo hispano sin reflejar los valores de la cultura cubana que había mucho tiempo ya comenzado a manifestarse con fuerza propia.


HATUEY Y GUARINA


Con un cocuyo en la mano
Y un gran tabaco en la boca,
Un indio desde una roca
Miraba el cielo cubano.
La noche, el monte y el llano
Con su negro manto viste,
Del viento al ligero e…