29 mar. 2016

El Presidente Obama en Cuba.Una respuesta al Ex-Comandante en Jefe.

La presencia del Presidente Barack Obama, en la Habana, puede tener tantas interpretaciones, como versiones hay del Paraiso. Para calificarla diría que es algo magnifico sea haya efectuado, aunque no hayan habido concesiones por ninguna de las dos partes, como símbolo de amistad. Con respecto a los protagonistas principales, pienso que cada participante jugo su rol de acuerdo a sus intereses y objetivos. Creo que Mr.Obama, como protagonista principal, al lado del anciano presidente cubano, Raul Castro, para asombro de ambos bandos, mostro un dominio perfecto de su guion, lo que demuestra que se gano el público cubano y se debe reconocer su talento, como intérprete. El Presidente Obama, indudablemente, es un genial practicante de las relaciones públicas, y aunque como dicen algunos cubanos, sea " pura pantalla",  me siento muy complacido por su actuación frente a los cubanos que viven en la isla, al extremo que le concedo una gran parte de sinceridad al contenido de sus discursos, a pesar de que pienso que la espontaneidad, en política, no existe y el fue allí a cumplir un mandato de la nación estadounidense, no una misión partidaria de los demócratas o de los republicanos, y la cumplió. Decía un filósofo que detrás de cada hecho, político o social, estaba la presencia de los factores económicos, incluso detrás de las guerras. Hasta hoy lo creo y no dejare de creerlo a menos que alguien me demuestre lo contrario. Quizás esto parezca raro, pero empecemos por ver quiénes son los primeros que fueron a Cuba y para qué. Por mencionar solo un grupo de ellos recuerdo a Mr. Rockefeller y los inversionistas cubano-americanos que lo acompannaron. ¿Quiénes han estado haciendo presión para que el intercambio comercial de productos agrícolas con Cuba, se haga  de forma mas conveniente para ellos? Todos saben  que en primer lugar están los agricultores estadounidenses, con una gran producción agrícola que a Cuba le seria magnifico poder adquirir sin cash y con creditos, como cualquier pais, según algunos comentarios de sus representantes. ¿Quienes tienen infiltrado el negocio del turismo en Cuba, con sus hoteles y ofertas de viajes baratos con todo incluido? ¿Quizás los países europeos que se aprovecharon de la ausencia voluntaria de los norteamericanos, durante mas de medo siglo? Hasta el mismo Donald Trump,  un hombre de negocios, que independientemente cualquier valoración política, si sabe de negocios en grandes escalas, dice que construiría hoteles en Cuba para incrementar el turismo. En fin, la visita de Obama a Cuba no representa  la  inocencia de la política norteamericana y mucho menos su malignidad imperialista, sino el hecho, evidente, de haber comprendido todo lo que estaban perdiendo, sin lograr nada, en ningún sentido, de un vecino que tiene un enorme potencial e inmensas posibilidades de desarrollo y gente capacitada para lograrlo. Dígase lo que se diga al respecto de la formación profesional de millones de jóvenes cubanos, como lo demuestran cuando deciden trabajar y labrarse una vida confortable en USA, incluso cuando han cometido delitos para desfalcar al mismo sistema norteamericano, sin vender drogas ni asaltar un banco, simplemente, utilizando con malévola inteligencia y conocimientos los mismos recursos que el sistema político y social de Norteamérica le ofrece a todos sus ciudadanos.  


No hay comentarios: