2 dic. 2015

Ley de Ajuste Cubano y Los cubanos varados en la frontera de Nicaragua y Costa Rica, ayudados por el honorable gobierno costarricense y sus instituciones civicas y religiosas.

Dos temas diferentes, peor esencialmente unidos,   por las causas que lo generan. Podría hablar de uno u otro,  en orden diferente, pero como dice el chiste criollo: “da igua”.  Por ello comenzare por lo más general para terminar con lo particular.  Usted como lector organícelo y piénselo como usted lo estime adecuado: “a mí me da igua”.
La Ley de Ajuste Cubano.
Me hace reír esta ley con su titulo, pues sugiere que el problema cubano es una maquinaria que se debe ajustar. Este título se le debe haber ocurrido a  alguien aficionado, como yo, en mi primera juventud, a leer el  famoso  magacín “Mecánica Popular”,  quizás motivado por mi total falta de habilidades manuales.  
Realmente la Ley de Ajuste Cubano, no es un problema y favorece a todos los cubanos que de cualquier forma logren llegar a USA. No es asunto nuestro, como cubanos, calificar como se utilice, siempre que favorezca a algún cubano y le permita salir de Cuba, donde todo es ilegal y condenable,  political y jurídicamente, y rehacer su vida donde nadie lo abuse o le impida vivir tranquilo. Es al gobierno de USA, como país soberano al que le corresponde decidir si la quita o la mantiene. Personalmente, considero que deben mantenerla, y que todo el que se oponga a ella le está haciendo el juego al ilustre Gobierno de Cuba, o es un egoísta que solo quiere para sí, lo que niega a otros, con tantos derecho como él. 
Las “campañitas” de algunos políticos de origen cubano, contra esa ley, es para ellos, una forma de mantenerse activos y participar en Hit Parade, con un tema que han logrado convertir en polémico, para seguir participando en la oposición oficial contra el gobierno de Cuba. Estos políticos de origen cubano,  jamás se refieren a nada que pueda beneficiar, internamente, en USA a  los exiliados cubanos, que se vieron obligados a abandonar todo en Cuba y ahora les resulta difícil vivir y mantenerse adecuadamente. Ni siquiera abogando y  tomando en cuenta que no son inmigrantes que llegaron a USA para realizar el famoso “sueño americano”. Su único sueño era ser libres. Son personas desposeídas, maltratadas en las prisiones castristas, por enfrentar un sistema ineficaz y corrupto hasta la medula, establecido solo para el beneficio de los dirigentes y los seguidores del régimen, un sistema que no tiene nada de comunista ni socialista, y que actúa en Cuba igual que lo  hacían los antiguos partidos políticos,  que lograban asumir el poder, en las elecciones, casi siempre fraudulentas,  con una aparente cobertura democrática y sin la violencia dictatorial que existe hoy día, reconocida  oficialmente como la Dictadura del Proletariado, una clase totalmente inexistente en Cuba por falta de industrias, destruidas desde hace mucho tiempo, como  las industrias, mineras y  azucarera, destruidas por un Ministro de Industria, de triste recordación y destacado por la propaganda cubana como líder guerrillero. En realidad un triste  personaje de la comedia politica castrista, totalmente fracasado en todas sus gestiones, donde su mayor merito era su aparente empecinamiento en sus utópicas ideas.                           Aunque parezca que no tiene nada que ver, escribiendo estas lineas recuerdo el ridículo que hicieron los políticos del exilio,  origen cubano, cuando llego la señora Reyna con los restos de su hijo, en una cajita, cubierta con la bandera cubana,  fallecido durante una huelga de hambre, por negligencia de las autoridades penales de Cuba,  y refiriéndose a su propio hijo, en tercera persona, para después, sin ninguna explicación, apartarse de ella, cuando la señora comenzó a expresarse por sí misma, como cualquier dirigente político. Evidentemente que la señora tenia ambiciones para convertirse en líder entre las mujeres del exilio, como un posible ejemplo al estilo de Mariana Grajales, per sin su trayectoria. No era una infeliz que podían utilizar a su guisa, sino una competidora, que  con su doloroso historial  de madre abusada, y los restos de su hijo martirizado, podía desplazar a algunos políticos, ya acomodados y poco activos, que solo sabían apoyar o rechazar lo concedido, espontáneamente, por el propio gobierno norteamericano, que también ha utilizado el tema de Cuba para sus propios intereses regionales, que de cierta forma hay favorecido al exilio cubano, que dicho sea de paso, cuando realmente logran incorporarse  la vida de Norteamérica y trabajan honestamente, son una fuente de mano de obra y profesionales calificados, lo que tradicionalmente algunos llaman  “robo de cerebros”, personas calificadas, que no le cuesta nada adiestrar para incorporarlos al mercado laboral. 
No ignoro que todo lo que he escrito puede ser contradictorio, pues no es fácil de entender, pues  la política está llena de contradicciones que a veces nos obliga a analizar factores de la alta política sin emociones ni apasionamientos de ningún tipo. La  Ley de Ajuste Cubano,  a muchos no nos ha beneficiado absolutamente en nada, pero debemos reconocer como ha favorecido a muchas personas de origen cubano, en la actualidad legalmente establecidos en los Estados Unidos de Norteamérica, como cualquier ser humano, de cualquier origen.

Emigrantes cubanos varados en la frontera de Nicaragua, por obra y gracia del señor Daniel Ortega el traidor de la Revolucion Sandinista de Nicaragua.
Daniel Ortega es un títere y sin nada que ofrecer al gobierno de Cuba, digo rampantemente y sin introducir el tema,  muy bien conocido por todos.
No olvidemos que los guerrilleros Sandinistas, asumieron el poder, dirigidos por los militares cubanos, un día 19 de Julio, y el 26 de ese mismo mes, los mal llamados jefes de la "revolución nicaragüense" estaban celebrando su triunfo, públicamente, en Cuba, como huéspedes de Fidel Castro en la Plaza de la Revolución.                         En su euforia triunfalista, fueron indiscretos sin comprender que el gobierno de USA, ese mismo día confirmo sus sospechas de quienes habían usurpado el poder en Nicaragua y casi automáticamente les enfilo los cañones para destruirlos, organizando la llamada contrarrevolución para enfrentar al gobierno nicaraguense y sus seguidores. Daniel Ortega, con el tiempo ha demostrad no poseer  las habilidadespara dirigir acertadamente su país, y quien, al parecer, piensa que deteniendo a los emigrantes cubanos, en sus fronteras con Costa Rica, agradece los favores recibidos del gobierno cubano, con medidas  que nadie acepta ni comprende, contra "el derecho de paso inocente" de los cubanos por sus territorios para dirigirse a USA, para pedir refugio político. 
El Gobiernó cubano conoce perfectamente lo que esta sucediendo, y que no pretende detener, en defensa de sus ciudadanos, pues sería contraproducente con su estrategia de desequilibrar el exilio cubano, residente en Miami y crear mas problemas al gobierno de Estados de Unidos de Norteamérica, su enemigo tradicional, durante 56 años, sobre todo ahora que el gobierno ruso, desde otro ángulo político, neo capitalista, recomienza a profundizar, de nuevo sus relaciones con Cuba.
La actuación del gobierno nicaragüense, determinada por el señor Daniel Ortega, se debe a que está consciente de que su posición en las relaciones con Cuba,  son muy diferentes a las del pasado, similares a las  mantenidas por Cuba con Venezuela, un país con grandes riquezas minerales, entre ellas el petróleo. 
El Gobierno cubano, como un pacto entre tahures, no ignora que  Nicaragua no tiene nada que ofrecer a Cuba, salvo esta estupidez en sus fronteras. En cambio Venezuela tiene mucho que ofrecer a Cuba, economicamente,  a cambio de su apoyo político y estratégico, y maquiavelismo revolucionario,  factores  en lo cual Cuba posee 56 años de experiencia y confirma aquello de que "el Diablo sabe más por viejo que por Diablo". 
Después de la muerte de Hugo Chávez, Nicolas Maduro, un individuo semi analfabeto. comete todo tipo de estupideces, y además las pregona.
Los  gobernantes de Venezuela, incluso dirigidos por Nicolás Maduro, podrían, con su producción de petróleo, apoyar a Cuba y tambien  favorecer a su pueblo, como hacen los Sauditas, plenos de Príncipes Tribales que disfrutan de su dinero petrolífero  en los mejores lugares del planeta. 
Los dirigentes venezolanos, repito una vez más, son unos incapaces, tanto como Daniel Ortega y se dedicaron a comprar capital político, ayudando económicamente a otros países, lo cual, visto ingenuamente, no sería nada negativo, pero el ignorante y semi analfabeto Nicolas Maduro, formado desde su adolescencia en Cuba, siente la necesidad de demostrar lo que no es, un verdadero líder revolucionario, y toma medidas absurdas y de paso perjudica al pueblo venezolano, “ guiado por un pajarito”. Venezuela es un absurdo, con grandes fuentes de riqueza que no sabe utilizar para el  el beneficio de los venezolanos, mientras sus dirigentes se enriquecen, preparados para abandonar el país y llevarse lo que puedan.
Yo condenaría a  los gobiernos de  Venezuela y Nicaragua, no por socialistas ni comunistas, sino por brutos e ignorantes. 
Nicaragua, gracias a las estupideces de Daniel Ortega, aunque construya el nuevo canal centroamericano, no tiene salvación, por ser un país, además de pobre, mal administrado y metiéndose en cosas que no le corresponden. Su solución es elegir otro gobierno con miras más inteligentes y dejar de inmiscuirse en cosas que no les incumben, como la política interna del gobierno cubano, que  ya no los necesita para nada. NICARAGUA TENIA MUCHA GENTE INTELIGENTE EN SUS FILAS, al triunfo de su insurrección pero poco a poco, como Cronos los devoro, y se quedo con la bazofia que hoy la dirige.
Hasta los representantes del gobierno cubano, que dicho sea de paso, por los propios intereses de Cuba, si han  tratado de ayudar a Venezuela,   van  a salir de allí como “bola por tronera”, pues a la larga, la amistad de Venezuela, dirigida por Nicolás Maduro, les va a costar más cara que cualquier enemigo.
Con amigos como Nicolás Maduro no hacen falta enemigos políticos. Los actuales dirigentes venezolanos y nicaragüenses son una mala inversión, desde cualquier punto de vista, hasta como enemigos.
EL TIEMPO DIRA QUIENES ESTAMOS EQUIVOCADOS: VIVIR POR VER HASTA DONDE NOS LLEGAN LAS EXCRECENCIAS FECALES DE LOS "SABIOS" PRESIDENTES ORTEGA Y MADURO.