16 ago. 2013

Comparaciones y Modificaciones.



El 13 de Agosto fecha lamentable para los cubanos, porque ese día  nació el dictador Fidel Castro, publiqué un comentario sobre la interpretación de la actuación  política de ciertos  personajes  políticos. Ahora muchos de mis lectores me han escrito para que lo aclare pues no les quedaba del todo claro el motivo de mis comentarios.

Como el objetivo principal de quien escribe es trasmitir sus ideas  he decidido  retomar el tema. Lo que comenté se refería a la interpretación de la realidad, que obedecía a valoraciones muy subjetivas,  sorprendentes por su falta de objetividad. 
 En ocasiones he oído decir que el Presidente Barack  Obama no ha cumplido con lo que prometió en el 2008, como si fuera algo que dependiera solamente de su voluntad,  como si las contradicciones partidistas no tuvieran nada que ver con su actuación y la necesidad de  ajustar sus acciones al espíritu de las leyes, como dice Hidalgo un amigo mío: "By the  Book".  

 Estados Unidos de Norteamérica no es un país dirigido de forma autoritaria, por decreto, sin respeto de las leyes aprobadas por los diferentes niveles parlamentarios, lo cual podemos apreciar en las dificultades para lograr consenso  en las reformas referidas a la inmigración y la legalización de los inmigrantes indocumentados. Si no fuera así bastaría que lo decretara  el Presidente y serian de obligatorio cumplimiento.
Algunos "politólogos"  trasnochados,  afirman que el Presidente Barack Obama está creando las bases para llevar a los Estados Unidos de Norteamérica a un sistema autocrático, gobernado por una  dictadura militar, demostrando un total  desconocimiento de hasta que punto el pueblo  norteamericano  es capaz de defender su Constitución.  Un ejemplo de todo lo contrario, es desafortunadamente existe en  la Republica de Cuba, dirigida durante 5 décadas por Fidel Castro y sus cómplices,  que pretende ser socialista y es solamente una dictadura de militar fascista, que tiene nada que ver con el Marxismo. 

Fidel Castro fue,  y es,  un hombre sediento de poder,  sin ideología política de ningún tipo,  que logró apoderarse del de control de Cuba, con la participación de algunos jóvenes engañados por su prédica revolucionaria, apoyado por adineradas que querían asumir la dirección de la naciente  industria cubana y controlar algunas compañías extranjeras dedicadas a la agricultura, quienes, y de forma no expuesta directamente,  basados en el rechazo y  la discriminación racista  contra Fulgencio Batista, el primer  Presidente negro de Cuba y América Latina.  Fidel Castro, es  un dictador, ambicioso, exhibicionista, que padece de una verborrea  populista, que con sus discursos utópicos irrealizables, logró impresionar a muchos en América Latina y el Mundo, mientras Fidel Castro con sus cómplices más allegados disfrutaban  de los mejores y más selectos productos "capitalistas" adquiridos en Europa, América Latina y Canadá.

 Lamentablemente muchos cubanos, no son capaces de valorar al hombre que ha facilitado la comunicación entre los cubanos del exilio y la isla,  y muchos extremistas lo  hayan  condenado por haberlo hecho, lo mismo que cuando Bill Clinton facilitó la comunicación telefónica con Cuba, presionado por  las  grandes compañías de comunicación, que determinaron cobrar $1.07/ minuto por llamar a Cuba,  un precio enorme  que  todavía se mantienen. Un ejemplo de medida contradictoria en su aplicación. Mientras por 0. 25 centavos se puede hablar  10 minutos  con Israel o España o China, hablar el mismo tiempo, 1o minutos,  por teléfono con  alguien en Cuba cuestan  $ 10.70. Ojala "nuestros desinteresados  y patrióticos representantes cubanos" en el parlamento norteamericano, tomen nota de este abuso y y hagan algo para que no se siga permitiendo  que algunas compañías formadas por personas de dentro y fuera de Cuba, continúen  aprovechando la situación y obteniendo exorbitantes ganancias con las personas que necesitan comunicarse con sus familiares en la Isla.  

En  las elecciones presidenciales pasadas,  alguien señaló que el 47%, del pueblo norteamericano vive en la pobreza  y necesita leyes más justas para mejorar su situación económica, y la situación  de la población perteneciente a los  inmigrantes, documentados e indocumentados,  que constituyen gran parte de la fuerza laboral útil en ciertas actividades, como la agricultura y la construcción, son sectores no muy codiciadas por los naturales de Norteamérica, cubiertas en muchos casos por inmigrantes de Latinoamericanos que no poseen ningún tipo de seguro de salud y apenas ganan para lograr  sobrevivir a pesar de todos sus esfuerzos. 
Cuando el gobierno de Barack  Obama ha tratado de crear medios para ayudar a esas personas, una capa de la población, económicamente poderosa, bloquean la aprobación de leyes que pudieran beneficiar a estas personas. Un hecho nada extraño, por ser la expresión de quienes todo lo tienen y piensan que los que no tienen nada es porque no han sido capaces de luchar para lograrlo, desconociendo las diferencias entre los seres humanos, sus aptitudes y capacidades, pues desgraciadamente no todo el mundo tiene la inteligencia y la capacidad de Bill Gates  ni las habilidades del señor Donald Trump para sus negocios ni la herencia familiar  de la muy bella e inteligente Paris Hilton

A pesar de todo no quiero olvidar ni  a negar que los Estados Unidos  de Norteamérica tienen leyes que protegen a los ciudadanos pobres y los ancianos y les ayudan a sobrevivir.  Estados Unidos de Norteamérica es un gran país, y puede  ser mejor y más  grande  si los  hombres y mujeres que dirigen la sociedad norteamericana asumen el legado de sus próceres, de los   padres de la Patria norteamericana, por la que han muerto millones de sus hijos,  y aplican una  verdadera democracia del pueblo, por todo el pueblo y para todo el pueblo, como jamás fue aplicada, ni siquiera por quienes crearon esa forma de gobierno en la antigüedad

Han sido múltiples los intentos de rebajar la imagen del Presidente Obama ante el pueblo norteamericano. Afortunadamente el pueblo es más inteligente que sus detractores y lo apoya en su lucha y lo reeligió como su Presidente. Obama, el Presidente de Estados Unidos de Norteamérica, es un demócrata por excelencia, hombre de orígenes humildes, miembro de la clase media profesional norteamericano que ha logrado triunfar por su esfuerzo personal y el de su esposa Michelle y ha logrado al menos detener la crisis económica en que lo había al lanzado el  último gobierno dirigido por el Partido Republicano y simplemente por eso se merece el aprecio y el respeto de sus conciudadanos.

Dentro de 2 años, otro hombre o quizás una mujer, asumirá la presidencia de Estados Unidos de Norteamérica, y podrá elegir entre continuar desarrollando el programa del Presidente Baraca Obama o realizar el suyo propio, por ello desde ahora roguemos porque no sea ese payaso de origen hispano-cubano  que se  quiso dar la imagen de exiliado político y hoy ha sido capaz de negar los problemas climáticos que todos sabemos existen. 

Ojala Al Gore se decida a presentarse otra vez y recuperar la victoria que le arrebataron o Hilary Clinton,  esa dama excepcional, se presente y gane las elecciones,  aunque mucho mejor sería que ambos formen la pareja de candidatos  que Estados Unidos de Norteamérica necesita para el bienestar y felicidad de su pueblo y de los países que reciben su ayuda de todo tipo.
Esta es mi opinión, espero que ahora haya quedado mas clara, comprensible  y doy gracias  por poder hacerlo en un país donde  la democracia es  verdadera para todos los que aquí vivimos: Estados Unidos de Norteamérica