27 oct. 2012

Ha muerto un Comandante.




 Y muy pronto morirán otros  más. No porque lo deseemos, sino porque las leyes de la naturaleza lo han decidido siempre así.
Los muertos, simplemente por ser muertos, y no poder defenderse de las opiniones ajenas,  por un sentido de la caballerosidad, merecen respeto y no es mi  deseo, ni lo ha sido jamás,  criticar a quien ya no pertenece a nuestro mundo.

                                                       





                                                                                             Comandante Gutierrez  Menoyo. RIP.   


Este Comandante, que hoy ha muerto silenciosamente, sin ser ya oficialmente Comandante de su ejercito,  fue  para algunos un traidor y para otros alguien que en los finales de su vida se equivocó. Personalmente nunca lo conocí, pero como hombre lo respeto tanto como respeto a  otro valeroso hombre, ex Comandante también que tiene una trayectoria similar a la suya.

 Ambos combatieron  en los montes de Cuba,  ambos lograron alcanzar el máximo escalón de mando dentro de la Revolución,  ambos también,
en su momento, fueron sinceros con sus ideas y renunciaron al lugar conquistado con su sangre, para denunciar lo que estimaban era  una traición a los principios de su Revolución Triunfante.
Como castigo por su honestidad por diferentes caminos, fueron enviados a la prisión, donde permanecieron una veintena de años  por el mismo hombre, hoy todavía Comandante,  que un día los tuvo a su lado como colaboradores. 
Hombres como estos son difíciles de catalogar entre los hombres de todos los días, vecinos de la otra puerta de la calle en  que vivimos. 







                                                                                                   Comandante Hubert Matos
      

 Gloria al comandante muerto, que la muerte respeto en combate,  porque creyó que lo que pensaba era lo mejor para el pueblo que lo acepto como su propio hijo. 
                                                                                 
Gloria al Comandante vivo,  que hoy sigue luchando por sus ideales, que sin embargo considera que el Comandante muerto se equivocó, al final de su trayectoria de lucha.

Mi respeto y  mi homenaje para  ambos, no como ex-comandantes de una revolución que siempre he creído no era necesaria.

Mi homenaje es para el coraje de dos hombres dispuestos a sacrificarse por sus  ideales y porque el mundo no es perfecto y lo habitamos otros hombres, sin la visión y los ideales que los guiaron a  ellos. 
Esto que hoy  escribo,  lo he dicho tantas veces  que alguna vez alguien me dijo se le podía aplicar hasta al hombre más cruel que haya tenido participación  en la Revolución que tanto mal ha  hecho a los cubanos.








Este hombre, hijo de la pequeña burguesía campesina, impulsada por el racismo contra el presidente de la epoca y sostenido por el dinero de las clases pudiente, logró convencer a otros que tenían ideales más puros y que fueron capaces de sacrificarse en aras de sus ideales.






La Revolución Fidelista, innecesaria en todos los sentidos, iniciada con el miserable asalto al Cuartel Moncada, dirigido y concebido por un  hombre demente, ambicioso de poder,  no tenia nada que ver con el pueblo, y comenzó asesinando infelices soldados y se complicó uando otros hombres, tan perversos como quien dirigian a los asaltantes, replicaron asesinando a quienes  habian  sido llevados al sacrificio creyendo defender un ideal de libertad y justicia y no la vileza  de un ser humano guiado solamente por sus ambiciones.  

Analizar la historia es difícil sin dejarse llevar por las emociones de lo que hemos vivido.
En este  este caso la prueba  de nuestro criterio está en la miseria, los abusos, el retroceso económico, social y político que sufre nuestro país por causa de una revolución falsa, mentirosa, manipuladora, que desde el primer día sólo obedeció a los intereses y ambiciones, de un hombre de malvada inteligencia y ansioso de poder, que arrastró a un grupo de jóvenes idealistas al sacrificio innecesario,  mientras guardaba su vida para tiempo mejores y disfrutar de todo el poder y la riqueza que deseaba lograr y logró.
Hoy los pocos que aún le siguen, porque ya no tienen otra cosa que hacer, que han destruido nuestro país, comienzan a tomar medidas para restablecer lo mismo que existía antes de su llegada al poder.
El día que la muerte se los lleve a todos,  como dije antes, no porque no lo deseemos, sino porque es Ley de la Naturaleza, no merecen nuestro respeto,  ni  siquiera nuestra alegria de saber que ya no existen, sino nuestra indiferencia y nuesro olvido total.

Nosotros,  los que  perdimos nuestra juventud pensando que algún día mejoraría la situación que crearon, que cuando ya no la pudimos soportar  más tomamos el camino del exilio, esperamos verlos partir  y ser encerrados en las tumbas que ya tienen preparada como modernos  faraones,  que la tierra se convierta en roca  para que nunca puedan escapar de su seno, que la vergüenza los cubra  por el mal que han hecho y que las canciones que han cantado a sus glorias se olviden y que nunca jamás se les vuelva a mencionar, ni siquiera para condenarlos, y que no puedan descansar en sus tumbas mientras viva alguien que haya sufrido por causa de ellos.

20 oct. 2012

Lo mejor de lo mejor



Cuando las cosas llegan al punto donde nada se puede cambiar ni mantener igual, se produce la crisis, y es en ese entonces que podemos decir que “lo mejor de todo, es lo malo que se está poniendo”. Es el caso de Cuba.
Ya nadie recuerda desde cuando el pueblo cubano ha estado clamando por los cambios que ahora se están produciendo, como si alguien  hubiese despertado y tomado conciencia de la realidad de un pais regido por leyes y reglamentos absurdos e innecesarios, obra de lunáticos. Sin embargo el gran problema es que muchos de  esos cambios ya no resuelven nada.
El  momento de cambiar ya pasó y que ahora, el único cambio necesario es cambiar a quienes debieron en su día facilitar los cambios y no lo hicieron.
En los años de 1950, epoca de bonanza  de  Cuba,  ciertos grupos de cubanos,  dirigido por un ser  megalómano y prepotente y por obra de determinadas circunstancias orquestaron una " revolución" que en realidad era un Golpe  Putchista.
 En 1959,  gracias  al apoyo economico de la burguesia cubana y  la traición de los Generales del Ejercito Nacional, lograron triunfar y sentar las bases de una  Revolución que pudo ser la más grande  y mejor  a nivel mundial. Pero  sucedió que solo tenían un programita mediocre, tomado de la defensa jurídica de su líder, juzgado por un intento de Golpe Putchista, sin  proyectos de ningún tipo,  inadecuado  ni bases reales para un revolución profunda y se quedaron varados en medio de un proceso, que despertó gran interes  en toda la poblacion, tan masivo  como incompetente, por lo que se vieron obligados a acudir a quienes eran "revolucionarios profesionales"  educados por el Partido Socialista Popular (Comunista)  de Cuba, con programas  de todo tipo, tan variados como  irrealizables y  darles parte del poder, cediendoles  el paso para que aplicaran su "su filosofia y sus principios ",  con el resultado de que la Revolución Democrática  se fue a bolina y se fastidiaron tanto los revolucionarios como los no revolucionarios, para perder  54 años  de lucha,  sin resultado alguno.

Por simple inspección  comparativa, les invito a fijarse en  Quebec, una provincia de Canadá , que en aquella época era , mucho más  atrasada  que Cuba, y es  hoy  una de las joyas canadienses,  con un desarrollo extraordinario continuado y con todos los beneficios  sociales, políticos y económicos de cualquier  país desarrollado.
Razon por la cual solamnte me queda decirle a los
ancianos y distinguidos señores ex revolucionarios,  con manías persecutorias y conceptos tan increíbles y fantásticos   como los del señor Ricardo Alarcón,  " Presidente de la Asamblea Nacional”, quien dijo " que no se debía autorizar  los cubanos a viajar porque el cielo se llenaría de aviones y habrían tantos  volando que provocarían miles de accidentes aéreos",  les agradecemos  por los cambios qué ahora  comienza  a efectuar, pero el mejor sería que  cuelguen las botas y se vayan disfrutar los millones  que se han robado e invertido en  propiedades  en todo el orbe,  y sino a freír espárragos en otra parte y  déjennos tranquilos pasar trabajo y sufrir  pero sin ustedes, ahora que  dicen que algunos podremos  viajar a pesar de la preocupación  de Ricardo “Cabeza de Bombillo” Alarcón

Aqui les regalo uno de mis poemas publicado en mi libro " Ersotimias".



 





Fanfarria sin gloria

Del ahora inútil serrallo, bajan el puente, abren la puerta
El Pirata Barbado ha llegado, creyendo ser vencedor
Suenan las viejas trompetas, roncos tambores insolentes
anuncian su presencia, sus ruidos infestan el ambiente

En homenaje al viejo pirata, sin honor ni piedad
lo reciben los viejos cruzados, cubiertos de cotas oxidadas
cantores en mudos convertidos, le recitan poemas extraños
le distraerán, según sus pedidos, con arpas sin cuerdas

Hay banquete de mesa vacía, sin frutas, carnes ni licores
Se han ido los aldeanos, por su culpa la vida está muerta
Corte sin milagros, las brujas bailan la danza del vientre
Los arlequines ríen ocultos, le canta loas divas sin dientes,

El Pirata Barbado anuncia mejoras,  repetidas
promesas, para complacerle la corte le aplaude
son  mentiras de temor y anarquía, amenaza y promete
Sordos ya nadie escucha ni teme sus tronantes gritos

Maltratados sin piedad, tienen sus almas y sueños rotos
criminal, ladrón de la risa, ojala puedas leer
estos horribles versos, pero no importa, oyeme, 
te advierto, Cronos devorará tu cuerpo y tu maldad