8 oct. 2011

¿Triunfo demócrata, conspiración o embarque vigueta?

.
Queridos amigos;
Todos los que me han leído alguna vez , saben que soy un ciudadano canadiense y no estadounidense, y por tanto no tengo derecho a ejercer el voto en el territorio de Estados Unidos de América. Algo que no me causa ningún problema porque en realidad en toda mi larga vida, gracias a determinados factores genéticos, solo he votado cuatro veces. No he pertenecido ni pertenezco a ningún partido político, por que no creo en ninguna tendencia política y mi única motivación es que no me importa dónde, pero sí que los elegidos representen lo mejor para los ciudadanos. Esta introducción tiene como objetivo contestar algunos de mis lectores que me han recordado, muy próximo a las elecciones del nuevo Presidente de los Estados Unidos, un artículo que escribí hace tiempo y que sin ser profeta comentaba mucho de lo que hoy es el tema de las elecciones que se celebrarán en Estados Unidos dentro de algunos días. Mis lectores me piden que publicara de nuevo ese artículo por lo actual y representativo de la situación política norteamericana. Muy bien, lo haré pero no creáis que si lo hago es simplemente por eso. Soy cubano, parte del éxodo que se ha estado produciendo desde hace 54 años, en mi caso 23 años, y me doy cuenta de lo importante que es para mis hermanos cubanos, mis compatriotas los que se expresan como yo, los que hablan rápido y con dicharachos, son un factor decisivo en las elecciones a nivel del estado de la Florida, siendo así, si de alguna manera la nota que publiqué hace tiempo veces puede ser útil aquí la pondré. Profesionalmente, como psicólogo social sé que es muy difícil que nadie cambie o modifique un criterio fácilmente, pero no es imposible, sin embargo cuando alguien se le suministran información y la ley al menos puede pensar un poco más sus decisiones.
La nota fue publicada por mí en mi web www.notasintimas.comy se llama
elegido o embarque vigueta. Vuelvo a decir, recalco y repito, no soy republicano ni demócrata ni Obamista , ni seguidor de Rommey, ni musulmán ni mormón.
 



Hace algunos días leyendo sobre la situación económica que atraviesa el mundo, y especialmente los Estados Unidos, he llegado a la conclusión de algo que no puedo probar fehacientemente pero que no obstante me gustaría comentar.Cuando el triunfo electoral del Señor Presidente Barack Obama, esperado dado su alto índice de popularidad, hubo mucha gente que se sorprendieron debido a sus orígenes raciales, es decir ser su origen afro-norteamericano.
El Presidente Obama tiene un origen diferente con los afro-norteamericanos, descendientes de los africanos, traídos por la fuerza a las Américas y sometidos a la esclavitud.
Barack Obama nació libre, de familia norteamericana y africana,también libres. Este hecho es importante y establece desde un ángulo diferente, el enfoque personal de alguien, con relación a la realidad norteamericana.
La familia influye directamente en la formación del individuo y sus relaciones sociales, es fácil deducir que la formación del presidente Obama fue diferente de otros afroamericanos y similar a la de cualquier norteamericano de clase media, sin reclamos ni deudas con el pasado.
Barack Obama es un hombre formado por una familia que a pesar de las diferencias étnicas con su progenitor y el mismo,y gracias a su progenitora, que vivio acorde con la época que le tocó vivir, también tenía una visión del mundo muy personal y favorable para la formación de un hombre sin los límites estrechos de la discriminación racial y le dio todo el amor y apoyo que se puede dar a cualquier hijo de familia.
Barack Obama,debido a su convivencia entre personas de diferentes culturas como los hawaianos y los indonesios,tiene una visión más universal de la humanidad que le hace más proclive a comprender las diferencias entre los seres humanos y que le permite valorar más adecuadamente a cualquier inmigrante que quienes han vivido en un medio restringido a un solo ambiente cultural.
El Presidente Obama fue, es y será un hombre libre,que además piensa libremente.
No niego mi admiración personal por esta persona que representa ser el primer presidente negro de un país poderoso, condición que para mí no hace a nadie ni mejor ni peor por haber nacido en un país donde la presencia del negro, sin ser mayoritaria, como piensan algunos,es significativa desde el punto de vista demográfico.
No voy a negar tampoco que en mi país de origen también existe y ha existido la discriminación racial, que no ha sido posible eliminar en todos los años pasados despues de la abolicion de la esclavitud y donde en determinados momentos, por las mismas razones que en Norteamérica, se ha tratado de incitar el odio entre las personas de diferentes orígenes, sin embargo esto se produce de forma diferente, pues aparte de ser una conducta ilegal, se puede decir que se trata de una actitud de carácter personal y no institucional como sucedió en Estados Unidos antes de la lucha de Martín Lutero King por los derechos de civiles.
No, en Cuba ser negro o chino, “ blanco” o mulato, palabra en sí misma discriminatoria por su origen, o mestizo de cualquier otra unión etnica diferente, no es algo extremadamente importante.
El Presidente Barack Obama, es ciudadano de un país donde ser negro ha conllevado, desde antes de nacer, un cierto hándicap personal. Lo mismo que sucede en Europa con las personas de origen gitano o semitas, sin abordar toda la historia de este hecho, debido a que la discriminación en Europa tiene carácter nacional y en América racial, a causa de que fueron los negros africanos y los indígenas de America, no blancos, los que fueron sometidos a la esclavitud.
Volviendo al tema original y los hechos que me han dado motivo para publicar esta nota, lo que realmente quiero expresar es que

antes de las elecciones, parecía que la ex primera dama, Hilary Clinton podía ser la presidente elegida y no fue así, lo que hubiera también marcado un gran diferencia en la administración del país con relación al Señor George W. Bush, hijo.
En mi opinión, que puede ser errónea, el hecho de que el Presidente Obama sea hombre y negro y no blanco y mujer, en mi criterio no tiene nada que ver con su elección a la presidencia.
El pueblo norteamericano siempre ha sido muy diferente a muchos de sus dirigentes, con profundas convicciones patrióticas, religiosas y morales muy positivas.El pueblo nortemaricano no es un pueblo racista ni machista, ni siquiera engreído de su riqueza, pero después de la absurda e incoherente etapa de la administración del señor Bush Jr. había que buscar a alguien que no significara la continuidad establecida por el ex-alcohólico y al parecer fundamentalista cristiano.
Y es este aspecto de la alta política lo que me hace preguntarme si la elección como presidente de Estados Unidos de Norteamérica, de Mr. Barack Ben Hussein Obama, un hombre negro, de origen humilde, con nombre musulmán, fue realmente una selección que representaba el pensamiento popular o una conspiración clandestina propiciada por los elementos más reaccionarios del país a fin de hacerle pagar a la nueva administración las consecuencias de la administración anterior, para presentarse en las próximas elecciones como diría un campesino cubano “ limpio del polvo y pajas “.
Todos sabemos que en ningún proceso político o social las consecuencias serán evidentes de inmediato, el desarrollo dialéctico normal de los hechos, los efectos de cualquier situación, toman su tiempo, a veces años, para producirse.
En mi opinión, además, todos los efectos negativos en la economía y la situación general del país, se deben cargar a la cuenta del gobierno de Mr. Busch Jr.. a su vicepresidente, según dicen algunos bien informados “ el verdadero poder detrás del trono” y su primer secretario de estado, empresario farmacéutico y promotor de la vacunación masiva contra una epidemia que realmente nunca se declaró, y a quienes prefiero no mencionar por sus nombre, pues es mejor olvidarlos definitivamente.
Por muy absurdo que pudiera parecer, es evidente que fueron los miembros del gobierno anterior quienes secretamente propiciaron la elección del Presidente Obama. Asi lo puede demostrar la selección de la señora Palin una desconocida republicana de Alaska,para la nominación como candidata a la Vicepresidencia, que sabían no podía ser elegida ni remotamente debido a sus opiniones y bajo nivel cultural,a pesar de que su compañero de boleta, John McCain, senador por Arizona, es un hombre con un valioso y significativo prestigio por su trayectoria personal y politica.
Es evidente que fue la administración saliente de George W. Busch,hijo, con la complicidad de los dirigentes de su partido político, quienes propiciaron la elección de Barack Obama como primer dignatario negro de la nación, con la finalidad de que fuera la “cabeza de turco”, que pagara los platos rotos, como dirían los cubanos “ de Toti”, sin que tenga que nada que ver con el color negro de este pájaro pagador de culpas cubano, y asi matar varios pájaros de una vez,con mensajes directos o subliminares de:
“ Los negros no están capacitados para dirigir la nación”
“ La administración republicana no fue tan mala, los negros son peores”
“ Debemos estar alertas con los musulmanes que se nos están colando en casa como dirigentes”
Quien crea que el Tea Party solamente representa la recuperación de los intereses más reaccionarios de los Estados Unidos de América se equivoca, ellos no están recuperando nada, es lo mismo de siempre y si nadie demuestra lo contrario, afirmo que cuando se dieron cuenta que para demostrar que los dirigentes del Partido Republicano no fueron los peores administradores de los Estados Unidos de América, que ser negro o mestizo no era para el pueblo norteamericano de ninguna manera un defecto, han tratado de descalificar al Presidente Obama de diversas maneras contradictorias, unas veces como musulmán y otras incluso afirmando que no es un legítimo norteamericano.
Hasta el ex presidente de Cuba Fidel Castro y algunos funcionarios títeres pretenden disminuir los valores del Presidente Barack Obama, coincidiendo, no por primera vez, con los sectores más reaccionario de los Estados Unidos, pues la extrema derecha norteamericana tiene muchas coincidencias con la extrema izquierda cubana, representada por un llamado líder izquierdista procedente de las clases adineradas cubanas antes y después de de la llamada revolución socialista con su variante fidelista y caribeña del estalinismo soviético.
Afirmo y repito que estimo que el Presidente de los Estados Unidos de América, Señor Barack Obama es y puede ser un mejor presidente para la recuperación de la economia y lo valores del país más poderoso del mundo.
Como cubano exiliado, sin compromiso político absolutamente con nadie, le agradezco haya facilitado la comunicación entre los miembros de la familia cubana y espero que el embargo de Estados Unidos a Cuba, que sólo ayuda al gobierno actual de Cuba a justificar sus errores e incompetencia, sea eliminado definitivamente para beneficio de quienes sufren las consecuencias reales del embargo, el pueblo cubano, que en su momento será capaz de desarrollar un país libre y soberano sin que nadie tenga que entrometerse en sus asuntos, como ya sucedió cuando la Guerra de Independencia y durante la era repúblicana, mediatizada por la Enmienda Platt, que aunque recibía el apoyo de los Estados Unidos y era beneficiada de múltiples maneras, fue la víctima, tanto como en la actualidad, de los gobiernos de Cuba y de los peores representantes de grupos sociales que apoyaban incondicionalmente los gobiernos corruptos y las dictaduras que se sucedieron despues de la Independencia,sintiendose superiores,dueños de todo las riquezas existente en el pais.Vivir por ver.
La historia, escrita sin dobleces ni mentiras demostrara quién tenia razón.

1 comentario:

cheap RS gold dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.