1 ago. 2011

Pablo Milanes- El Tiempo Pasa

Nos vamos poniendo viejos
El amor no lo reflejo como ayer...

Decía la canción que oímos hace ya una treintena de años. En aquel momento nos dejamos llevar por la melodía y no por el texto, pero hoy, cuando la realidad se impone, pienso que hubiera sido mejor reflexionar sobre como invertir y disfrutar mejor nuestras vidas.
Cierto es, en lo referido a mis amores, no hay muchas cosas que pueda lamentar, excepto no haber disfrutado del gran amor de tres mujeres que pasaron por mi vida sin dejar huellas, sin tocarlas ni con el petalo de una rosa, pero las que senti gran atraccion.
Normalmente todo mundo habla de un gran amor de su vida y todo lo que con él se relaciona. En mi caso, hablo de tres amores que nunca se realizaron, y por primera vez lo reconozco públicamente, con perdón de quienes he amado, fundamentalmente las madres de mis hijas.
En realidad no era de esto lo que quería escribir, aunque es un tema interesante, no solamente para mí,sino para quienes hipócritamente mantienen relaciones tan diversas que serian la envidia de cualquier sultán sarraceno en medio de su harem. En fin son divagaciones.
De lo que realmente deseaba escribir es de como malgastamos los años de nuestra corta vida y no invertimos lo mejor de nosotros para realizar la obra verdadera a que pudieramos estar destinados.
Cuando veo mis fotos antiguas, de aquella hoy lejana juventud, pienso que tenía todas las condiciones para lo que hubiese querido hacer,sin embargo la vida nos cambió las metas, y alcanzamos algunos triunfos que siempre fueron opacados por ser alternativos y no la realización de nuestras reales motivaciones.
Sería fácil justificarnos y culpar a otros de la inercia castrante que malogro el crecimiento del fruto total de nuestro intelecto, la negación por parte de alguien de nuestro talento para hacer lo que hubiésemos deseado y señalar las influencias negativas que nos hicieron no afrontar los riesgos de la realización de nuestros sueños. Pero no vale la pena hablar de eso, pues serían quejas que a nada conducen. Los psicologos dicen que la reificación de la actividad permite la interiorización y aceptación placentera de la actividad que realizamos, qe en principio nos era totalmente ajena.
Para mí esto es puro bla bla, pues si no haces lo que deseas y haces lo que no te gusta,más tarde o más temprano lo vas a lamentar.Cuando se está convencido de lo que deseas hacer y crees poseer el talento necesario para ejecutarlo,no hay que pensarlo más y comenzar la obra,pues después no tienes tiempo para finalizarla.Por estas razones,quiero comentar un hecho que me sucedio en los últimos días. Pues despues de mucho dudarlo, me di permiso para escribir lo que realmente deseo decir.
Sucede que con toda la carga emotiva de un problema de salud, que sabes tiene importancia, vas a ver a un profesional para que al menos confirme lo que está pensando o te diga que no es tan grave, luego de una somera evaluación, te da su diagnóstico, no muy tranquilizante. Y que cuando le preguntas la solución, calmada y tranquilamente,te diga que existen algunas, algo complicadas, pero que dado que no tienes 45 años, es mejor medicarte para que te sientas mejor.
Habría que no tener sangre en las venas, aunque la que tengas no circule muy bien por tu sistema circulatorio, para no sentir la frustración que te provocan sus palabras.
En el lenguaje más claro y directo está diciendo, el distinguido señor, que es mejor dejar que la obra del tiempo resuelva la situación pues ya has vivido bastante en comparación con la esperanza de vida de otros.
Se pueden imaginar que dan ganas de decirle cuatro verdades de lo que piensas, cuando aparte de tu problema de salud, sientes que no hay otra razón más grave para preocuparse y que tu mente y tu imaginación esta plena de ideas por realizar,y que este personaje, heredero de algunos poderes del brujo de la tribu, te condena a muerte y te receta algunos paliativos para que la esperes tranquilamente.
Es como para preguntarse de qué valen tantas investigaciones y tecnologías para alargar la vida de una persona, si al final, por causa de ese alargamiento te dicen que es mejor ingieras diez medicamentos todos los dias, solamente para que te alivies.
¿Donde está el fallo de la aplicación de esta doctrina paliativa que no emplea todos los métodos y recursos que posee para resolver el problema de salud de este sujeto?
¿Es que deberíamos verlo desde el punto de vista económico y el fracaso de la medicina mutualista que se aplica en nuestro país de residencia?
¿Es que un señór, Ex-Vicepresidente de un país, con más o menos tu misma edad, con similares o quizás peores condiciones de salud, merece recibir cuidados que este profesional te niega porque ya no tienes 45 años?
Realmente yo personalmente no tengo respuesta lógica para estas cuestiones y escribo estas notas para expresar mi más profunda y sincera protesta contra esta situación.
No creo que esto resuelva nada,pero hoy hago lo que deseo hacer.
Ya comencé a tomar los medicamentos que me receto. Pero me he lanzado en una carrera desenfrenada, a poner en práctica el llamado Método de Emile Coue, en la espera de que este método contribuya a mi recuperación, pero al mismo tiempo escribo y publico esta nota, para contribuir a que no siga sucediendo aquello que dije antes de no hacer lo que deseaba,por cualquier razón ajena a mi voluntad.
Pienso que mi caso no es solamente el único y por ello aquí lo expongo. No me importa si quienes lo lean le dan la importancia que le doy yo, pero ya lo escribí y ahí se queda.
Tu, que estás leyendo esto debías pensar que quizás más tarde, o ahora mismo, sea también tu problema.
Las mentiras y la hipocresía social están demasiado extendidas como para que no se exponga públicamente estos criterios.
Se niega en muchos lugares las peticiones de aprobar leyes para morir con dignidad a quienes la vida los venció y quieren abandonar la lucha. Pero, y al mismo tiempo, se debe aceptar pacifica y tranquilamente que por causa de tu edad no se haga todo el esfuerzo disponible para evitar te lleve "la pelona" y se salga con sus propósitos macabros.
Pura hunga de vacas norteñás,enormes y un poco locas.
Mientras, les sugiero vayan a youtube.com y oigan bien lo que dice el cantante de "El tiempo pasa" y si no les gusta, por cualquier razón política, social o económica, canten cualquier cosa, aunque sea un corrido norteño con la letra de Juan Charrasqueado...

No hay comentarios: