22 abr. 2011

¿ Y Ahora Que?



Bueno como todos sabemos  finalizó, se aprobó y por supuesto se archivó el resultado del Sexto Congreso del Partido Comunista Cubano.

Muchos comentarios han surgidos con relación a los resultados y las razones que los apoyan. Incluso Norberto Fuentes,  reconocido escritor cubano, poseedor de extraordinaria calidad profesional, uno de los los mejores escritores contemporaneos de habla hispana,  ha dicho que ahora sí la cosa va y eso no hay quien lo detenga y que lo mejor es gran la cantidad de negras que están participando en la elite de dirección.
.

No voy a criticar lo que dijo este intelectual, especialmente su referencia sobre la participación de las negras cubanas, no solamente por ser negras,  sino también porque son mujeres que durante años han brillado por su ausencia en los niveles de dirección del Gobierno y el Partido Comunista Cubano, pero quisiera me permitan expresar lo que yo pienso al respecto.
Lo primero que vino a mi mente,cuando lei sobre los resultados del Congreso  fue el canto de una  popular comparsa habanera que dice así:



 “ Y tú que me decías que Yayabo no salía más
    Yayabo está en la calle hasta el último detalle “pa” gozaaar...


Así seguía la rumba, durante horas y horas con  la gente arrollando detrás de la comparsa. Hasta el próximo carnaval y volver a salir con el mismo estribillo que hacía la gente bailar en las noches tropicales.

Quizás se me tache de poco serio y populachero por comparar un evento tan decisivo en la vida de los cubanos con una comparsa  que va reafirmando su presencia, como decía un amigo  peruano” para mover el esqueleto”.

No voy a discutir si lo que escribo es serio o no, pero si vemos los resultados de este Carnaval, perdón, quise decir Congreso, veremos que hay grandes similitudes. Basta un poco de imaginación para ver lo muñecones abriendo la marcha y sus seguidores detrás.
Que yo, señores, con todo respeto, prefiero la comparsa y todo el relajo que pueda haber en ella que este carnaval orquestado por los llamados comunistas cubanos.
Quizás pueda enfocar esa actividad con calificativos más elaborados y decir “que se trata de la expresión pública, de la dicotomía maniquea, de una pantagruélica reunión, donde se manifiesta la más clara y evidente lucha por la supervivencia, de quienes han disfrutado del poder político durante más de medio siglo y de aquellos que aspiran a sustituirlos cuando éstos no sean capaces de continuar haciéndolo, sea por ausencia post mortem o por detrimento de sus facultades intelectuales cercanas ya de sus etapas seniles”

Palabra que me quedé vacio con estas defecaciones orales.
Pero mejor me explico. Hablo de dicotomía maniquea,  simplemente porque allí solamente se fueron a proferir un sí o un no, a los acuerdos propuestos respondiendo a los intereses traslucidos del resumen presentado por el Presidente Raúl Castro Ruz.
Pienso, además, que se trataba también de una cuestión de supervivencia tanto para los que ya estaban dirigiendo, como de quienes  meditan cómo pegarse al jamón cuando ya los otros no puedan seguir comiendo.
No quiero poner en dudas las intenciones reformadoras del actual presidente cubano, para no caer en apreciaciones subjetivas ni dudar, que si lo hiciera más que justificado estaría, especialmente ahora que se ha confesado que los resultados de otros Congresos nunca se aplicaron y de acuerdo con las nefastas experiencias vividas por  todos los cubanos en el pasado,
Le otorgo el derecho de la duda y digo que es una lástima que sus propósitos serán irrealizables. No por su intención, posiblemente surgida del enorme fracaso que ha tenido lugar en estos 50 años, pues este hombre es más pragmático y conoce, mejor que quien lo antecedio en el  mandato, las reglas del Socialismo Marxista.
Su gran problema reside, en mi opinión, que debido al mismo control que se ha ejercido desde la cúspide del poder y la consecuente domesticación de quienes hoy constituyen los posibles ejecutores de su esperanza de reformas,  no serán capaces de aportar nada, aparte de las mismas normas y modos que les fueron inculcadas bajo la presión de la llamada Dictadura del Proletariado, que como dijo el fenecido Ernesto "Che" Guevara:  “ se aplica y nos la aplican”,
Un sistema de gobierno, engendro del revisionismo Leninista, que no tiene absolutamente nada que ver con el Marxismo y que provoco el surgimiento del Stalinismo y la caida del Socialismo Sovietico.
Este ha sido y será el Talón de Aquiles de esta reforma sin contribuyentes internos, partidarios del sistema ya establecido, ni disidentes externos que puedan aportar algo nuevo a la democracia socialista tan añorada y nunca presente durante estos años.
Interpretaciones doctrinales seudo-marxistas, tanto como la creacion del Partido Unico, medida en principio justificada para unir a los revolucionarios ante el sectarismo de los comunistas criollos del Partido Socialista Popular, pero mantenida despues durante años y  nada representativa de las ideas de Carlos Marx, que se refirio a la creacion de un Partido de los Trabajadores, que por su propia indole seria mayoritario, sin excluir a nadie, dentro de la Sociedad Socialista, como sucedio  con los revolucionarios que tenian crencias religiosas de origen cristiano, al mismo tiempo que pregonaban que Jesucristo habia sido el primer comunista del mundo e  ignoraban y ocultaban y las creencias religiosas de uno de los primeros  lideres revolcionarios:  Frank Pais. Equiparando definitivamente  a los revolucionarios honestos, creyentes religiosos, con quienes fueron penalizados, por participar en las elecciones presidenciales de 1958, de forma sectaria y sin justificacion ciudadana.
Ojala me equivoque por el bien de nuestra patria y que los resultados puedan compararse a los logrados por la Dirección Post Maoísta, en China, que hoy es capaz de hacer préstamos a la otrora imbatible economía norteamericana y está presente en casi todos los continentes, con productos de todo tipo a precios irrisorios.
Está en mi opinión, puedo estar equivocado, errado con hache sin hache pero aqui les dejo, para terminar otra rumbita más:





En una  noche de invierno la vi pasar

Iba cantando bajito un  canto que decía asI: :

¡Lo de nosotros fue aguaje, un pasatiempo,

Oye mi amiguito no te pongas bravo que yo soy asi

Un pasatiempo…



Pam…Pacatan…Pam

Sonaban los tambores… iban bailando los negros cantando:

¡Dale con la punta el palo...dale con el palo entero
 bota esta gente “pa” fuera, dale.. que esta gente no es de aquí…..,

No hay comentarios: