22 abr. 2011

¿ Y Ahora Que?



Bueno como todos sabemos  finalizó, se aprobó y por supuesto se archivó el resultado del Sexto Congreso del Partido Comunista Cubano.

Muchos comentarios han surgidos con relación a los resultados y las razones que los apoyan. Incluso Norberto Fuentes,  reconocido escritor cubano, poseedor de extraordinaria calidad profesional, uno de los los mejores escritores contemporaneos de habla hispana,  ha dicho que ahora sí la cosa va y eso no hay quien lo detenga y que lo mejor es gran la cantidad de negras que están participando en la elite de dirección.
.

No voy a criticar lo que dijo este intelectual, especialmente su referencia sobre la participación de las negras cubanas, no solamente por ser negras,  sino también porque son mujeres que durante años han brillado por su ausencia en los niveles de dirección del Gobierno y el Partido Comunista Cubano, pero quisiera me permitan expresar lo que yo pienso al respecto.
Lo primero que vino a mi mente,cuando lei sobre los resultados del Congreso  fue el canto de una  popular comparsa habanera que dice así:



 “ Y tú que me decías que Yayabo no salía más
    Yayabo está en la calle hasta el último detalle “pa” gozaaar...


Así seguía la rumba, durante horas y horas con  la gente arrollando detrás de la comparsa. Hasta el próximo carnaval y volver a salir con el mismo estribillo que hacía la gente bailar en las noches tropicales.

Quizás se me tache de poco serio y populachero por comparar un evento tan decisivo en la vida de los cubanos con una comparsa  que va reafirmando su presencia, como decía un amigo  peruano” para mover el esqueleto”.

No voy a discutir si lo que escribo es serio o no, pero si vemos los resultados de este Carnaval, perdón, quise decir Congreso, veremos que hay grandes similitudes. Basta un poco de imaginación para ver lo muñecones abriendo la marcha y sus seguidores detrás.
Que yo, señores, con todo respeto, prefiero la comparsa y todo el relajo que pueda haber en ella que este carnaval orquestado por los llamados comunistas cubanos.
Quizás pueda enfocar esa actividad con calificativos más elaborados y decir “que se trata de la expresión pública, de la dicotomía maniquea, de una pantagruélica reunión, donde se manifiesta la más clara y evidente lucha por la supervivencia, de quienes han disfrutado del poder político durante más de medio siglo y de aquellos que aspiran a sustituirlos cuando éstos no sean capaces de continuar haciéndolo, sea por ausencia post mortem o por detrimento de sus facultades intelectuales cercanas ya de sus etapas seniles”

Palabra que me quedé vacio con estas defecaciones orales.
Pero mejor me explico. Hablo de dicotomía maniquea,  simplemente porque allí solamente se fueron a proferir un sí o un no, a los acuerdos propuestos respondiendo a los intereses traslucidos del resumen presentado por el Presidente Raúl Castro Ruz.
Pienso, además, que se trataba también de una cuestión de supervivencia tanto para los que ya estaban dirigiendo, como de quienes  meditan cómo pegarse al jamón cuando ya los otros no puedan seguir comiendo.
No quiero poner en dudas las intenciones reformadoras del actual presidente cubano, para no caer en apreciaciones subjetivas ni dudar, que si lo hiciera más que justificado estaría, especialmente ahora que se ha confesado que los resultados de otros Congresos nunca se aplicaron y de acuerdo con las nefastas experiencias vividas por  todos los cubanos en el pasado,
Le otorgo el derecho de la duda y digo que es una lástima que sus propósitos serán irrealizables. No por su intención, posiblemente surgida del enorme fracaso que ha tenido lugar en estos 50 años, pues este hombre es más pragmático y conoce, mejor que quien lo antecedio en el  mandato, las reglas del Socialismo Marxista.
Su gran problema reside, en mi opinión, que debido al mismo control que se ha ejercido desde la cúspide del poder y la consecuente domesticación de quienes hoy constituyen los posibles ejecutores de su esperanza de reformas,  no serán capaces de aportar nada, aparte de las mismas normas y modos que les fueron inculcadas bajo la presión de la llamada Dictadura del Proletariado, que como dijo el fenecido Ernesto "Che" Guevara:  “ se aplica y nos la aplican”,
Un sistema de gobierno, engendro del revisionismo Leninista, que no tiene absolutamente nada que ver con el Marxismo y que provoco el surgimiento del Stalinismo y la caida del Socialismo Sovietico.
Este ha sido y será el Talón de Aquiles de esta reforma sin contribuyentes internos, partidarios del sistema ya establecido, ni disidentes externos que puedan aportar algo nuevo a la democracia socialista tan añorada y nunca presente durante estos años.
Interpretaciones doctrinales seudo-marxistas, tanto como la creacion del Partido Unico, medida en principio justificada para unir a los revolucionarios ante el sectarismo de los comunistas criollos del Partido Socialista Popular, pero mantenida despues durante años y  nada representativa de las ideas de Carlos Marx, que se refirio a la creacion de un Partido de los Trabajadores, que por su propia indole seria mayoritario, sin excluir a nadie, dentro de la Sociedad Socialista, como sucedio  con los revolucionarios que tenian crencias religiosas de origen cristiano, al mismo tiempo que pregonaban que Jesucristo habia sido el primer comunista del mundo e  ignoraban y ocultaban y las creencias religiosas de uno de los primeros  lideres revolcionarios:  Frank Pais. Equiparando definitivamente  a los revolucionarios honestos, creyentes religiosos, con quienes fueron penalizados, por participar en las elecciones presidenciales de 1958, de forma sectaria y sin justificacion ciudadana.
Ojala me equivoque por el bien de nuestra patria y que los resultados puedan compararse a los logrados por la Dirección Post Maoísta, en China, que hoy es capaz de hacer préstamos a la otrora imbatible economía norteamericana y está presente en casi todos los continentes, con productos de todo tipo a precios irrisorios.
Está en mi opinión, puedo estar equivocado, errado con hache sin hache pero aqui les dejo, para terminar otra rumbita más:





En una  noche de invierno la vi pasar

Iba cantando bajito un  canto que decía asI: :

¡Lo de nosotros fue aguaje, un pasatiempo,

Oye mi amiguito no te pongas bravo que yo soy asi

Un pasatiempo…



Pam…Pacatan…Pam

Sonaban los tambores… iban bailando los negros cantando:

¡Dale con la punta el palo...dale con el palo entero
 bota esta gente “pa” fuera, dale.. que esta gente no es de aquí…..,

19 abr. 2011

Cosas del VI Congreso de los Comunistas Cubanos.

Históricamente se puede ocultar parte de la verdad, una parte del tiempo, pero no se puede ocultar toda la verdad ni todo el tiempo, pues al fin la verdad verá la luz como producto de un parto natural.


Por primera vez desde que comencé a publicar estas notas me encuentro frente a la disyuntiva de si vale la pena publicarla o no. Claro, si está usted leyendo esta nota es porque la publiqué y lo que yo escriba, aquí se queda. Al que no le guste o no la comprenda que la arregle o interprete como desee. Es su problema.

En cierta ocasión publiqué una Carta Abierta dirigida al entonces presidente de Cuba Fidel Castro.
Como todas las cartas abiertas, a ella tenían libre acceso todo el que deseara leerla, con la probabilidad de que el destinatario principal nunca la leyera, pues en el maremagno de escritos dirigidos contra ese señor, mi carta abierta no creo fuera gran cosa que le pudiera interesar.

Sin embargo, por haberme atrevido a escribirle recibí severas críticas y opiniones que iba desde poner en duda mi integridad personal hasta la supuesta comprensión de mis errores evaluativos de la realidad cubana. Hubo quien me dijo que “sentía en mi carta el olor de la traición”, termino además mal utilizado porque “la traición tiene peste, no mal olor”.

Como no soy muy tolerante con lo que considero críticas inadecuadas o injustas, dediqué mucho tiempo para aclarar aquellas opiniones de quienes no comprendían realmente el contenido sarcástico e irónico de mi carta. Por eso hoy afirmo que esta vez no pienso aclarar ni justificar nada, de lo que escriba aquí o no escriba, hecho está y parte de mi historia es.

Pero volvamos al tema, que no es ésta disquisición temporal  lo que deseo comentar, sino algunas de las cosas dichas por el Presidente Raúl Castro en la apertura del Congreso del Partido Comunista.

Hoy día me apasiona un hecho reciente, digo que me apasiona porque no tengo otra forma de expresar lo que estoy sintiendo, referido a los últimos y muy importantes acontecimientos políticos y económicos que están acaeciendo en Cuba. Cosas que me mortifican bastante y al mismo tiempo consideró que tienen cierto carácter positivo.
Después de más de 50 años de errores, promesas e incumplimientos,ahora se reconocen errores garrafales, que no tienen justificación ninguna, antes ni después de cometidos.
Una de las cosas que me desagrada es que ahora se reconozca que fue un error haber discriminado a
las personas por su religión, durante todo ese tiempo y que sea considerado un simple error.
Recuerdo un colega, compañero nuestro de trabajo, un hombre por quien sentí un enorme respeto debido a  su actitud y carácter, referido a la cuestión religiosa, el periodista Emilio Friguls quien mantuvo su práctica religiosa y su desempeño profesional, en Cuba, hasta el último día de su vida.
Como muchos de nuestros coetáneos soy un hombre con un alto sentido espiritual y humanista de la vida.
No soy practicante de ningún credo, quizás por la tradición anticlerical de muchos hispanos o la falta de una  educación religiosa sistemática por parte de los adultos que se suponía  debían conducir nuestra vida en el sentido de la moral y la práctica religiosa. No tuve esas orientaciones en las creencias religiosas católicas o africanas, que han regido en nuestro país desde los tiempos de la conquista hispana, pero tuve la gran influencia, de un abuelo de origen canario, ateo y anticomunista ferviente, por más señas marino y poeta y de una abuela de origen semita, quien practicaba con mucho acierto las ciencias ocultas orientales, pero me molesta este hecho, que ahora llaman error, en el sentido social y la importancia que tiene en la vida de muchas personas creyentes y honestas, que merecen el respeto y libertad de creer y practicar la religión que estimen conveniente de acuerdo a sus convicciones, o incluso de no practicar ninguna.

Sin embargo me "jodifica " en lo personal, por no decirlo de otra forma más popular, que ahora en el VI Congreso del PCC de Cuba, se diga descarada y desvergonzadamente, que las capacidades profesionales para desarrollar determinada responsabilidad no tiene, ni tenía que ser determinada por la militancia política del individuo.

¡Manda Picadillo!

Que después de haber vivido 23 años como trabajador, rezagado allí donde la espalda pierde el nombre, acusado por un conocido personaje, en los niveles superiores de dirección del gobierno, como Anarco Sindicalista, solamente por haber evadido y nunca aceptado ser miembro del Partido Comunista que regia TODA la vida social y personal de la gente en Cuba, fueran o no militantes, se diga tal cosa.-.

Pura "Hunga de Vaca" que salpica a muchos, que después de 23 años de trabajo profesional, con dos diplomas universitarios y varios post grados, algunos de más de tres años, se me dijo confidencialmente que la única impedimenta para otorgarme el cargo administrativo, como Director de Relaciones Públicas, era no haber sido militante de la UJC ni miembro del Partido Comunista Cubano, todo esto sin contar que mi primer diploma universitario como Licenciado en Diplomacia, se convirtió en papel sanitario por la misma razón y me obligo a regresar a las aulas universitarias, durante 5 años,  para obtener otro diploma como Psicólogo Social, quizás más idóneo con mis actividades profesionales pero alejado formalmente de la política directa.
Sin embargo, no por fatalista ni resignado, puedo decir que lo que sucede conviene, pues esa fue una de las razones, entre otras, consideradas por la Alta Comisión de Refugiados de las Naciones Unida para concederme el Asilo Político que un día solicite en Canadá.
Por ultimo quiero señalar la burla mayor del VI Congreso del PCC, que niega  la capacidad de análisis del pueblo cubano, que nos quieren tomar por morones o coprófagos, sobre la duración de 10 años de un mandato administrativo o político, después que los  actuales dirigentes han permanecido 50 años en el poder y no solo eso, sino que si estos señores fueran ratificados de  nuevo como dirigentes y se comenzara a contar los diez años desde ahora, el Presidente actual y posible futuro Primer Secretario del Partido Comunista, por orden dinástico, ostentaría esos cargos hasta  la edad de 88 años,  tanto como otros muchos de los  dirigentes históricos,  debido a que se creyeron eternos y no formaron a su relevo.
 ¿Se dan cuenta de la burla? ¿ Es que estos señores que se auto titulan comunistas piensan que  no nos damos cuenta de sus rejuegos ?

Cerrando el bucle, como se dice en el jargón cinematográfico, alguien pudiera preguntar:
¿Por qué me quede trabajando allá y no me fui antes?
Le contestaré:
Por las mismas razones de quienes continúan viviendo allá y desearían emigrar y las que sustentan algunos disidentes que no aceptan el destierro como solución a sus problemas a pesar de haber sido liberados de la prisión.
En mi caso personal  por la simple razón de que no era nada fácil y no quise correr  riesgos, como desgraciadamente hicieron muchos que perdieron sus preciosas vidas lanzándose a las aguas del Mar Caribe y el Estrecho de la Florida y que hoy son devueltos sin ningún tipo de consideración cuando son atrapados en la mar o arriban a países que no respetan el derecho de los seres humanos de solicitar refugio allí donde se sientan más seguros y los humillan y tratan como inmigrantes indocumentados, Y lo más importante  para mí personalmente:
Cuba es mi patria, mi tierra, mi nación, que abandone hace ya 21, por mi propia voluntad, sin intervención ni ayuda de nadie y el país de mis orígenes, donde crecí y me eduqué y de donde estoy convencido realmente no era yo quien tenía que irme.


Como dijo el genial humorista cubano y casi filósofo, Guillermo Álvarez Guedes, no importa cuando hayas podido salir de Cuba, hace 30 días o treinta años, después que los Fidelista tomaron el poder, se considera que te demoraste demasiado. Imaginen lo que podrán decir de alguien que se demoró 32 años para coger las de Villadiego. Aunque realmente me importa poco lo que diga o piense alguien, pues todo lo que va más allá de 20 años, es casi una vida, si reconsideramos que la esperanza de vida para la gente de nuestra generación no sobrepasaba los 70 años.



Amén











13 abr. 2011

Noticias .







Hace algún tiempo no publicó nada en mi blog, alguna que otra vez entró para modificar el formato de la página y por supuesto revisar en qué estado se encuentra. No he tenido disponibilidad para dedicárselo a la página debido a que he estado terminando tres libros originales listos para publicar:


Una novela basada en una ciudad de Cuba y la historia ficticia de una familia de origen francés. Actualmente estoy preparando su versión en francés.


Un libro de poesía erótica y una colección de cuentos de ciencia ficción y humorísticos con algunos temas de auto ayuda.
Si es usted un Editor serio o Agente Literario y desea editar mis libros, pues simplemente póngase en contacto conmigo.


Afectuosamente


Roman

Email: Roman16490@gmail.com

Telefonos: 1 (514) 999-9765 y 1 (804) 335-1934