26 ene. 2011

La Creacion del Universo en mis ojos


El Universo
  Cuentan que en el Universo,
totalmente  sumido en las tinieblas, existía un ser Omnipotente y Omnipresente que transitaba por el espacio, velando por  su seguridad y estabilidad.
 Ante la posible aparición de fuerzas negativas que se aprovecharan de las tinieblas  decidió crear la Luz y  Centros desde donde  se expandiera para iluminar todo el Universo.
Vio que había sido una buena idea y creo los  Centros de Luz  y los llamo Sol y Luna y  Día a la Luz y a las Tinieblas Noche.
Cuando la Luz que había creado iluminó  el Universo pudo percibir la soledad y las condiciones tan inhóspitas que existian a su alrededor.
Aparte de la gran oscuridad que había logrado disipar,  no había nada que pudiera llamar su atención o brindarle una imagen agradable a sus ojos.
 Comprendió que debía continuar haciendo cambios que como la Luz favorecieran la calidad del Universo.
Ante la inmensa tarea que significaba transformar todo, decidió tomarse unos días y concentrar sus fuerzas en un punto, a fin de poderlas hacer más efectivas y desarrollar su creatividad  con  el máximo de efectividad, sabiendo que todo lo creado sería después tan duradero como su propia existencia.
El lugar seleccionado fue uno de aquellos planetas que posteriormente debido a los cambios introducidos fue llamado primero Acuario y después Gea.
  En principio era necesaria la transformación total de aquel lugar para que fuera más agradable. Su proyecto iría mucho más allá de la simple creación de la luz. El lugar seleccionado estaba pleno del líquido que le había atraído más que los otros por su color azul.



Mientras se movía por su superficie, comprendió que necesitaba distinguir aquella sustancia y la llamó Agua, lo que le sugirió que desde aquel momento debía llamarse Acuario, pero cuando se aproximó  y quiso pararse sobre él, se dio cuenta que era imposible hacerlo pues se hundía.
Y decidió crear una parte sólida donde poder caminar y observar tranquilamente el desarrollo de su obra que llamo Tierra. Nombre que luego se extendió a todo el planeta.
Se sintió satisfecho pues ya no tenía necesidad de andar vagando por un Universo oscuro, frío y suspendido en el espacio.
Al cabo de algún tiempo lo que había creado ya no satisfacía sus deseos de bienestar,  y decidió cambiar la apariencia de aquella parte sólida  y creo los grandes árboles que creaban el oxigeno, bueno para la vida y proporcionaban frutos.

Debajo de los árboles disfrutaba su sombra y podía protegerse de los rayos de la fuente de luz que había creado y llamado Sol, que precisamente por ser tan joven eran demasiado fuertes. Parecía que aquel Sol no era  lo más adecuado para iluminar la Tierra, sin embargo descubrió que su calor y su luz eran la fuente de energía que hacía crecer los árboles y purificaba todo el ambiente y lo hacía más agradable.
Comprendió la enorme utilidad del Sol y lo protegió como factor fundamental de la existencia de su creación.
Los árboles, cuando crecieron, que tanto bienestar proporcionaban con su sombra, no eran  fácil de apreciar de cerca y entonces creó una pequeña variedad de plantas, plenas de colores, parecidos al espectro del Agua, cuando la Luz la descomponía, que llamo Flores y sintió un enorme agrado en sus ojos al  contemplarlas, pero sucedió que no fueron  solamente los colores que agradaron a sus ojos, sino que aquellas flores exhalaban aromas que dulcificaba el ambiente y daban placer a sus sentidos Y decidió conservarlas tal y como habían surgido.



 Pasado los tiempos aquellas plantas, producían una sustancia llamada polen,  que al depositarse en otras plantas creaban nuevas variedades, y comprendió que era muy bueno para su permanencia que fuera así.

El pequeño Universo, creado en la Tierra, cada día le era más agradable y permanecía más tiempo allí, abandonando de cierta manera la mayor parte del espacio que había habitado antes. Toda su fuerza y sabiduría estaba concentrada en la transformación y la creación dentro de aquel lugar que con el tiempo llamó el Paraíso Terrenal.

Muchas veces, después de caminar por la Tierra observando las distintas plantas y flores que había creado, se sumergía en el líquido para refrescar su cuerpo físico de los calores proporcionados por el Sol.

Se sentía muy bien dentro de aquel liquido  porque  percibía la misma sensación y ligereza que cuando andaba en el Espacio Universal,  y fue así,  como esta remembranza del espacio, que  de pronto sintió un  enorme vacío  en las profundidades de aquel líquido,  pues debajo de la  superficie  era tan solitario  como el Universo donde habitaba antes.


Y  decidió crear los habitantes que rompieran la soledad de aquellas profundidades y al mismo tiempo disfrutarán de aquel medio, y surgieron los peces de gran variedad colores y tamaños, ninguno igual al otro y todos provistos de la capacidad de vivir alegremente en aquel líquido.

Los observó durante mucho tiempo y nado junto a ellos y sintió el placer  de su compañía, especialmente de unos que exhibían una amplia sonrisa y se les acercaban muy amorosamente y a quienes llamó Delfines.

De regreso a la Tierra, después descansar de la agradable fatiga que le había proporcionado la natación, recostado a uno de los grandes árboles y mirando al agua, pensó que sería bueno que en  la tierra hubiesen también quienes la habitaran como los peces habitaban   el agua,  y creo los animales terrestres en una amplia diversidad de formas y de acuerdo al lugar donde vivían pero sucedió que alguno de aquellos animales también sentían placer viviendo en el agua y surgieron animales que podía habitar en  ambos elementos, y fueron llamados anfibios, algunos tan atraídos por la permanencia dentro del líquido que llegaron a perder algunas de las características de los llamados terrestres.


                                          Cocodrilos

Ahora se sentía feliz pues no le faltaba compañía en el agua ni en la tierra y en ambas sentía el placer de sentirse amado por animales que también se sentían felices en su compañía.


Admiraba como después de su primer toque de creatividad todos se adaptaban a las diferentes formas de vida, y colaboraban unos con otros proporcionándose la supervivencia mutua.



Los árboles daban frutos que alimentaban a los animales, los cuales con sus desechos fortalecían las plantas, de las cuales algunas especializadas, como las flores permitían a las abejas libar su nectar que luego se convertía en miel, un liquido espeso y muy agradable que muchos de los animales,  consumían con extraordinario deleite y que más tarde fue considerado un alimento esencial para la vida.            
                                                       
                                                            Granadas


El Creador, admirado de su obra, la cual disfrutaba con inmenso regocijo en su soledad creativa, continuo pensando cómo mejorarla  más aun.

No se sabe si fue simplemente por crear la compañía que necesitaba para sentirse en la proximidad con otros seres o simplemente por la eterna necesidad de descubrir y cambiar lo que nos rodea, pensó que podría crear otros  semejantes a él, para qué habitaran y disfrutarán de los productos del Agua y de la Tierra.
Y un día tomando el polvo de la tierra lo unió con su saliva, lo soplo y creó el hombre  y lo llamó Adán.
Pasó mucho tiempo y la convivencia pacifica  entre todos los habitantes de la tierra se mantenía y era cada vez más agradable para todos.
El Creador, siempre presente cuando se necesitaba, dejaba que aquellos seres creados por él se sintieran libres y felices de vivir su propia vida por lo cual trataba de nunca intervenir a menos que ellos lo pidieran.

Contento con la compañía de Adán, el  Creador decidió conducirlo a un espacio con todas las provisiones existentes en la Tierra y el Agua para que fuera feliz, el Paraíso Terrenal , lugar donde regularmente permanecía el Creador
Por su parte Adán  disfrutaba de todo lo que el Creador le  había  concedido.
 El Creador dio al hombre poder sobre la Tierra, el Agua y todos los animales que existían en ambos elementos, para que pudiera alimentarse de ellos y al mismo tiempo proporcionarles los cuidados que necesitaban.
El Creador había dispuesto que Adán diese nombre a todas las bestias, aves y otros seres vivientes, y cuando desfilaron ante él, en parejas, macho y hembra, Adán —que ya era un hombre de veinte años— sintió celos del amor entre ellos,  y aunque copuló con cada hembra por turnos, no encontró satisfacción en el acto. Por ello exclamó:

« ¡Todas las criaturas tienen la pareja apropiada, menos yo!», y rogó al Dios que remediara esa injusticia.


Lilith
 
El Creador formo entonces a Lilith, la primera mujer, del mismo modo que había formado a Adán.


Ceiba
   Existía en el centro del Paraíso Terrenal el árbol de la vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal, un árbol  que al parecer era la fuente de su sabiduría.
El Creador, decidido a permitirles que vivieran allí,  sólo les puso una condición no tocar ni consumir nada de aquellos árboles,  sopena de ser expulsados del Paraíso. Ambos aceptaron la condición y prometieron respetarla.


El Primer Beso
  Adán se sentía sometido a la voluntad del Creador y aunque no deseaba ser como él, pues sabía que no poseía la capacidad ni sus poderes,  trató de imponer su voluntad a Lilith quien había sido creada en las mismas condiciones que Adán. Lilith no aceptó aquella imposición por estimarla injusta. Adán y Lilith nunca hallaron armonía juntos, pues cuando él deseaba tener relaciones sexuales con ella, Lilith se sentía ofendida por la postura acostada que él le exigía.

« ¿Por qué he de acostarme debajo de ti? —preguntaba—: yo también fui hecha con polvo, y por lo tanto soy tu igual».

 
Lilith
Adán trató de obligarla a obedecer. Lilith, encolerizada se elevó por los aires y lo abandonó y se fue a las orillas de las aguas donde se entregó a otros hombres.
Adán estaba de nuevo solo, por su propia altanería y falta de comprensión, perdió a su compañera, lo que se hubiera evitado solamente con ser flexible y  complacerla practicando  otras formas de hacer el amor más agradable para ella.
Lilith, en cólera, perdida en los laberintos de la soberbia y el placer carnal, engendró  el enfrentamiento de la pareja que hubiera podido  maternizar la humanidad.



Habían pasado ya cinco días desde que el Creador había comenzado su obra, en el sexto día el Creador formo a Eva en el jardin  del Paraíso Terrenal, como la compañera idónea de Adán, a partir de una costilla de éste y también les permitió comer de todos los árboles del huerto, excepto del árbol de la ciencia del bien y del mal y del árbol de la vida.





Eva engañada por la serpiente,  vio "que el árbol era bueno para comer,  era agradable a los ojos, y codiciable para alcanzar la sabiduría", y  comió del fruto prohibido y dio a su pareja, el cual comió también.

Como consecuencia, el Creador,
le dijo Eva:

«Aumentaré tus dolores cuando tengas hijos, y con dolor los darás a luz. Pero tu deseo te llevará a tu marido, y él tendrá autoridad sobre ti.  Adán debera trabajar para producir los alimentos sin los cuales ambos morirían. Eva fue madre de Abel, Caín y Set.
Pero todo no fue tan perfecto como el Creador hubiera deseado.

Eva engañada por la Serpiente, a su vez logró convencer a Adán de seguir sus consejos. Ambos perdieron la bonanza y el bienestar proporcionados por el Paraíso Terrenal y el placer de la reproducción
y tuvo un hijo que vertió la sangre de su propia sangre, quien en el summun  de la maldad humana mostró  a los hombres perversos el camino a seguir para imponer su voluntad a quienes fueron creados exactamente como ellos.

El Creador, testigo de tanta maldad del hombre,  quiso un día dar un paso atrás y borrarlos de la faz de la tierra, y provoco el Diluvio Universal.
 Fue cuando cometió el más grande de sus errores, pues al no comenzar por el principio eliminando a todos aquellos seres imperfectos, que se habían generado a partir de su creación, salvó  a algunos que llevaban en ellos la semilla la maldad humana, que se reprodujo, por los siglos de los siglos, llevando al hombre  a la destrucción y la dominación de aquellos que no respondía a sus dictados.

Es inconmensurable el tiempo trascurrido del inicio de la obra del Creador.
 El hombre, vestido de hábitos de científico, se sumerge en el espacio buscando respuesta a las incógnitas de la creación del Universo, proclamando la búsqueda de seres semejantes o de vida similares a la suya, quién sabe con qué abyectos propósitos de dominación y conquista, mientras los hombres en la Tierra buscan el equilibrio entre ellos mediante la guerra  por miedo a ser controlado por los otros.

Los valores originales han sido controvertidos, el respeto al ser humano desvalido no existe y quienes lo exigen tratar imponer su autoridad  sin respetar la voluntad de aquellos a quienes dicen exigir respeto, cuando son ellos quienes no respetan a nada ni a nadie
Hoy las aguas crecen e invaden la tierra recobrando el lugar que un día abandonaron  por obra del Creador.
Vientos huracanados destruyen la obra de los hombres. 
despiertan los volcanes y  desde el fondo de la tierra sale la lava ardiente y el fuego haciendo desaparecer lenta e inexorablemente a quienes no han sabido respetar la obra del Creador y mueren muchos inocentes sin culpa y  pagan  los justos por los pecadores.
Por la Tierra se expande en el infinito los grandes alaridos del dolor,  y el  crujir de dientes de seres humanos,  agarrados  a la última posibilidad de que todo vuelva al ser sobre la faz de la Tierra  como fue en el Paraíso original.
Los señores de la guerra aniquilan a otros seres humanos y destruyen la riqueza depositada en las entrañas de la tierra y la que crece en su superficie.
Al mismo tiempo otros hombres, basados en falsedades, utilizando las drogas como fuente de riquezas y medios de  control fisico,  roban a los seres humanos la voluntad y la fuerza para enfrentarse a los depredadores de la humanidad.
Tiranos, dictadores  y falsos profetas siguen surgiendo sólo para satisfacer sus ansias de poder y dominación.
Muy poco queda por hacer para que el bien triunfe sobre el mal. Todos los esfuerzos caen al vacío.
Los hombres  designados para  defender  la Ley son asesinados por los  criminales que despojan a otros de sus bienes y tratan de dominar a todos los hombres y mujeres honestos.
Sin embargo no es la hora de llorar y pedir misericordia. Si queremos salvarnos y salvar nuestra civilización  debemos identificarnos sinceramente, sin intereses ocultos ni hipocresías,  y eliminar aquellos que ya son irrecuperables por su propia maldad, ignorando las demadas ingenuas de quienes no comprenden que más temprano que tarde pudieran ser las victimas de esos crminales.
No es esta la hora de refugiarnos en plegarias a Dioses todo poderosos  y  tratar de destruir a quienes designamos como representantes del mal, quienes a su vez nos acusan de la misma forma.
Es la hora de la conciliación y el entendimiento entre todos los seres humanos sin dogmas ni mentiras para ocultar las ambiciones  más injustificables de poder, gloria y dinero.
El poder político, la gloria conquistada en las batallas, muchas injustas y desiguales, el dinero colectado explotando a otros seres humanos mediante  la prostitución, las drogas y el juego de azar,  no serán suficientes para compensar el sufrimiento que nos espera por ese camino.
El Creador, al parecer cansado ya de tanta incoherencia y abandono de las reglas de amor incondicional, imprescindible para la convivencia de los seres humanos, contempla desde su altura la obra corrompida, mientras  en su mente universal se debate la cuestión de si dejarlos que ellos mismos se destruyan totalmente, indiferente a las consecuencias de sus acciones, o bien destruirlos de una vez y para siempre, extinguir r la luz y que el Universo inmerecido vuelva a su estado original sin Sol, sin Luz, sin Hombres y sin Bestias.

Vivimos en el Paraíso al mismo tiempo que en el Infierno.
La Tierra será nuestro Paraíso o nuestro Infierno.
El destino de la humanidad está en nuestras manos.
 De nosotros depende.

Como dice el Kybalion: “Como es Arriba es Abajo y como es Abajo es Arriba “

Amen.

20 ene. 2011

Adan y Eva, dos ombligos que pueden estremecer al mundo.



Detalle de la Capilla Sixtina de Miguel Angel.

Después de haber terminado los estudios de Derecho Diplomático y Consular,  por necesidad de mi supervivencia, me vi obligado a iniciar mis estudios en la Escuela de Psicología de la Facultad de Ciencias.

El nuevo y mejor Marxismo.
 Este cambio me facilitaba de cierto modo alejarme del ejercicio de las Ciencias Políticas, que en Cuba se entendía por estudiar Marxismo Leninismo, puro y duro, basados en la dogmatica afirmación de que es la única y verdadera expresión de las Ciencias Políticas sin contaminaciones ni interpretaciones clasistas.  (SIC)
(El Marxismo-Leninismo se basa en el Enfrentamiento y  la Lucha  entre las
diferentes Clases Sociales)

En el tercer año de estudios  y tras haber decidido especializarme en Psicología Social,  comenzamos a explorar la asignatura sobre la Formación y Modificación de Actitudes.
Una de los pricipios  más sorprendente para mí, en esta materia, fue la afirmación sobre que era más fácil formar una actitud que modificarla. Esto me hizo pensar en las dificultades que puede enfrentar un profesor, un dirigente político, un filósofo o simplemente un periodista, para modificar las actitudes entre quienes se pretende hacer llegar la información adecuada con este propósito.

Debido a lo que aquella afirmación implicaba para el desarrollo del pensamiento y de acción de los individuos, en primera instancia quise rechazarla y de hecho ha sido así durante muchos años. Siempre la he visto con reserva, pero sucede que a la luz de determinados acontecimientos, no muy lejanos en el tiempo, mis dudas al respecto creo haberlas dilucidado.

El hecho fundamental que me lleva a este análisis, que espero no sea demasiado aburrido para los lectores y amigos que me honran con visitar mi blog, es la reciente propuesta en un artículo sobre sí  
La Tentación

 Adán y Eva poseían ombligo, la conocida y a veces admirada cicatriz dejada por el cordón umbilical que une al feto con la madre.











                                                                               Corte de Cordon Umbilical.
Interpretando el sentido de la cuestión deduzco que se trata en realidad de saber si fue el Creador quien dio vida a estos personajes de la historia de la humanidad, Adán y Eva, o existió una madre primaria que les dio vida, lo que estadísticamente significa la existencia de al menos una pareja anterior que los procreo,  por tanto la negación de la versión bíblica de la aparición del hombre sobre la tierra gracias a la voluntad de un Divino Creador.

¿Sorprendente no es cierto?

Interpretación nada fácil y muy aleccionadora de cómo una cuestión tan simple, de acuerdo a la respuesta, nos lleva a profundidades inesperadas, pues cuando se llega al fondo no queda más remedio que subir para enfrentarse a lo mismo que se había dejado en la superficie.
Esto también me recordaba la famosa cuestión de si los Ángeles tenían sexo que lo definían  de un género u otro, situación actualmente mucho mas complicada por las transformaciones de generos, o cuántos cabían en la cabeza de un alfiler, posiblemente, digo yo, menos de los que caben en la cabeza de cualquier creyente. Por decir que en casi todas las religiones la presencia de los Ángeles ocupa un lugar primordial, especialmente el Arcángel Gabriel.

Esta cuestión sobre la cicatriz umbilical me interesa porque  me resulta casi increíble se plantee en esta era de desarrollo tecnológico tan avanzado donde las máquinas pensantes modifican los errores de apreciación del individuo.
Para mi es la prueba tangible de que modificar una actitud es prácticamente imposible. Pues este tema es muy antiguo en la problematica teologica y se repite constantemente..
 Debe ocurrir algo sumamente importante para el individuo, para que la actitud se modifique,  prácticamente por ella misma, por su propio peso, sin intervención ni argumentaciones ajenas.
En mi caso,  debido a mi experiencia personal,  mi respuesta está condicionada por una formación de base que no recibí en mi temprana niñez. Ahora me explico.


Machu Pichu
Ombligo del Mundo Inca
Por ser descendiente de la mezcla de varios grupos raciales, con diferentes aproximaciones a la religión,  no fue la gran preocupación de mis padres nuestra  formación en el sentido religioso, vale decir, en ningunas de sus tendencias conocidas, incluso ni siquiera en una muy popular en nuestro país, la  Santeria, originada en la cultura africana.. 
Esclavos africanos
 importada por los negros  esclavos, con especial manifestación en Cuba, debido al sincretismo con la religion catolica,  la Santería es practicada por muchos cubanos.
El  resultado de nuestra  formacion familiar fue,   que no fuimos educados dentro de ninguna  creencia religiosa e  incluso en mi caso personal, con la admirada y fuerte presencia de un abuelo, de origen canario, totalmente ateo.

Al no tener la actitud previamente formada no era necesario ejercer ningún tipo de influencia sobre mí para modificarla,  y  era más bien un terreno propicio para sembrar ideas y formar conceptos de cualquier otra indole.

En este siglo XXI revuelto y muy propicio a las manifestaciones populares, estas interrogantes sobre la presencia o no de un ombligo en el cuerpo de los primeros seres humanos, creados según referencias bíblicas por la Naturaleza Divina, es producto de la actitud hacia esta creencia, formada desde la más temprana edad, cuando el niño todavía no tiene la capacidad de elegir las creencias que va  a sostener durante toda su vida adulta.

No califico,  ni siquiera digo que  pienso sea lo mejor, pues se trata en mi criterio de cuestiones de índole cultural, de cada país, de cada raza, de cada grupo humano que cuando no poseen los medios para resolver sus problemas más emergentes recurren a sus creencias para implorar por el favor o la ayuda que necesitan.
Para mí todas las religiones merecen respeto,  siempre que no impliquen agresiones ni sacrificios de los seres humanos. Me refiero directamente a ciertos cultos paganos basados en los sacrificios humanos, actualmente calificados de satánicos.

Crea Usted lo que quiera creer y  déjeme creer lo que yo quiera creer. Tenga la seguridad que no tengo el más mínimo interés en modificar las creencias y las actitudes de nadie al respecto, pues demostrado está que son cosas prácticamente imposibles.




El Misterio del  Ombligo Perdido
Al  cabo de casi un siglo de existencia, mi mayor creencia es en las capacidades del ser humano, que afortunadamente cada día se desarrolla aún más, y mi culto es el respeto y el amor por los seres humanos que habitan nuestro planeta.

Como punto y final, digo existen quienes quieren más a sus animales de compañia que a otros seres humanos, pero esto es un problema de ellos y son ellos quienes deben resolver esta contradicción existencial.
Sus padres, quienes le dieron el cuerpo que habitan, son seres humanos, iguales a otros seres humanos  que quizás ellos  aman  menos.

Danza del Vientre
Cuando el Ombligo se convierte en Estrella.


14 ene. 2011

Si se puede..cuando se quiere...

La prueba de que no lo sabemos todo ni somos capaces de explicarnos totalmente una situación determinada, aun cuando la lógica nos indica que debía ocurrir de cierto modo diferente al que ocurre, es que muchas veces nos encontramos con situaciones que resultan difícil de explicar aunque tengamos determinada información al respecto.

 No quiero dar demasiadas vueltas con el tema que me preocupa sólo deseo exponer lo que pienso al respecto para ver si alguno de los lectores de este blog me ayudan a comprender un poco más estas cosas o más bien estos hechos que se manifiestan en total contradicción con la naturaleza humana.


Por simple curiosidad estaba leyendo las noticias referidas a la situación del famoso indigente de la Voz de Oro.
Ted  Willians

Una de estas noticias, se refería a cómo este hombre había robado la vedette a los congresistas republicanos, que hoy dominan el Congreso de Norteamérica en su ascensión,  al no  poder  seguir exhibiendo sus victorias frente al gobierno demócrata, al estilo de una querella entre simples artistas por sus respectivas performances en la interpretación de su papel.

 El comentarista decía que los republicanos estaban celosos porque este hombre les había impedido seguir brillando a través de los combates ganados al señor Presidente Barack Obama.

Entre las victorias se enumeraba la ley sobre los impuestos que beneficia a los más ricos de la nación, que no llega a más del 2.5 de la población. Evidentemente nada de beneficio para los pobres que posiblemente habían puesto sus esperanzas en Presidente Obama.
 Se señalaba, otra victoria republicana en la no aprobación de Dream Act que tanto hubiera beneficiado a los hijos de los inmigrantes y por ende a los propios Estados Unidos en el futuro.
Las impedimentas sobre la negociación de las armas nucleares con la Rusia de Putin, y lo peor, el rechazo de las mejoras que pudiera conllevar las medidas propuesta por el Presidente Obama con respecto al sistema de salud, con el alegato increíble de que Estados Unidos posee ya el mejor sistema y que esas medidas irían en detrimento de su calidad, cosa no justificable, pues todo puede ser mejor.
Por experiencias muy cercanas se que el sistema de salud de USA es bueno y protege a los más desfavorecidos, pero no por comparar,  pues cada país debe adaptarse a sus propias condiciones, puedo garantizar que existen sistemas más perfeccionados en otros países, que aún tratan de ser mejores, me refiero al país donde resido Canadá,  y bien pudiera hablar de otro más utópico como el de  Cuba, donde la falta de recursos, unido a una pésima administración y la exportación de sus profesionales de la salud,  frustran todos los enunciados de su sistema de salud pública que al principio habia obtenido grandes logros.

Y es así que mi cerebro no comprende como el país más democrático del mundo, que brinda refugio y apoyo a los maltratados por gobiernos despóticos, que combate con fuerza la corrupción y el abuso de poder mas allá de sus fronteras y sacrifica sus hijos e hijas en la defensa de los derechos humanos, hayan congresistas tan cavernícolas que no se den cuenta de lo que pueden hacer por su propio pueblo.
 Como es posible que gente reaccionaria y ultraderechista estén cultivando la imagen política de una persona desconocida, inculta y sumamente agresiva para la candidatura futura de la presidencia de Estados Unidos.
No puedo explicármelo ni comprenderlo.

 Confío que lo mismo que otros de igual calaña, que un día fueron  rechazados por el pueblo norteamericano este  hará  lo mismo  con este futuro candidato que no menciono pero que no es un misterio para nadie deducir quien es.
Con apenas 14 años, en Cuba, conocí tres jóvenes norteamericanos que estaban de vacaciones en La Habana, listos para partir a la guerra de Corea.
Admiré  aquellos jóvenes norteamericanos  y  hubiera querido unirme  con ellos y seguirlos  ante aquella muestra de patriotismo y sacrifico frente a la amenaza comunista, todavía latente en el Sud Este asiático.
Uno de ellos me dijo llamarse Donald Swan, el nombre que más recuerdo, aunque desde sus puesto de combate me siguieron escribiendo hasta que ya no supe nada más de ellos.
Y me pregunto:
¿Son estos congresistas sus herederos?
Realmente creo en la democracia y la bondad del pueblo norteamericano, pero estos congresistas no son el mejor ejemplo.
 
Créanme me duele,  porque  eran tres jóvenes llenos de vida y de coraje, enamorados de Cuba, que no se detenían en sacrificarse por el bien de la humanidad.
Comprendo que no soy un especialista en la política Estadounidense, sobre todo cuando en el país de donde soy originario todo lo que se publica, se dice y se discute sobre Estados Unidos está permeado del enfoque oficial del Partido Comunista que domina todos los medios de difusión dentro del país. Sin embargo cuando se desarrollaban las campañas electorales para elegir el presidente que sustituiría al señor Bush me sentí muy atraído por la Sra. Hillary Clinton.





,


Tanto como en otro tiempo me agradaba el estilo de
Bill Clinton y la personalidad de Al Gore.













Siempre pensé que la elegida sería la Sra. Clinton, porque  nunca creí posible que los norteamericanos elegirían un presidente negro, cosa que había sucedido con
 el Reverendo Jesse Jackson , y la frustrada candidatura del General Powell





 Para mi sorpresa y posiblemente para muchos más, fue elegido el Señor Barack Obama, el primer presidente negro norteamericano.



Fue una selección  inesperada,  pero muy  grata para la mayoría de la gente en todo el mundo,  que ante la política del presidente saliente hizo concebir enormes esperanzas de bienestar social  y paz a todos los paises.
Personalmente siempre pensé que lo habían embarcado dejándole una “papa hirviendo en las manos” y que sería muy difícil realizar su lema electoral de CAMBIO.





Aunque admiro todavía a los Clinton, Al Gore y  Powell, yo sigo creyendo en el Presidente Obama  después que lo he conocido más a fondo.















 Como cubano le agradezco al Señor Presidente Obama  por facilitar la comunicación y los viajes entre Cuba y USA y la unión entre las familias nuestras.
Creo que tanto el Presidente  Barack  Obama como el Presidente Jimmy  Carter  han sido quienes  más inteligentemente  han tratado el caso de Cuba.
La vida nos dará el último dictamen. Solo quiero repetir para mi tranquilidad a mi manera su lema: 

¡! Señor Presidente Obama: !! Si se puede!!

7 ene. 2011

La primera vez....

Siempre, la primera vez de un evento,  marca la vida de  los seres humanos.
Para las chicas especialmente al recibir el primer beso o cuando entregan su virginidad al hombre  que piensan será su amor para toda la vida y despues cuando tienen el primer fruto de sus amores, convirtiendose  en esos seres tan especiales que amamos tanto y homenajeamos siempre, nuestras queridas madres.
Para los chicos es difícil definir qué es lo que marca realmente sus  vidas. Si lo analizo desde mi punto de vista personal, recuerdo haberme enamorado por primera vez cuando tenía apenas seis años, lo que debió ser un hito en mi todavía corta vida, o cuando nos mudamos  en una pequeña casa de la Calzada de Guanabacoa, cerca de un lugar que luego se llamó la Virgen del  Camino.

La Virgen del Camino,  realizada por  la escultora cubana Rita Longa.
Ubicada sobre la copa de una palmera y  que lleva una túnica que le cubre el pelo, los hombros y el brazo izquierdo, mientras sostiene en una de las manos una Rosa de los Vientos, guía para los viajeros. Es costumbre que quien pasa por allí deposite  una moneda a la fuente al mismo tiempo que le pide un deseo.
  Fue una obra monumental para la época,  pero aunque aquello me causaba admiración, en ese momento para mí era más importante la atracción que sentia por una niña de mi aula,  que tenía mi misma edad, Migdalia Astiazarain, o cuando   en mi plena adolescencia, sucedieron otros hechos importantes en mi vida, entre ellos la separación definitiva de mis padres y mi primer trabajo  con apenas 12 años en un taller de pintura de autos. Cosas que recuerdo profundamente. Pero el suceso que con más fuerza señaló mi vida para siempre, fue cuando con apenas 20 años,  fui padre por primera vez  de una niña que nació un 8 de Enero en el Hospital de Maternidad  " America Arias".


Hospital de Maternidad "America Arias" en la calle  Linea.  Vedado. La Habana , Cuba.
Después de nacer  mi hija, al otro día iba viajando en la Ruta 22, en dirección a Marianao para ir  ver mi padre,  al pasar por frente al Edificio Masónico me dije para mi mismo:
 "Román ahora esto es en serio y tienes que buscar trabajo para mantener tu hija".
 Dos días después comencé a trabajar en unos almacenes de la Habana Vieja.
En aquel tiempo  yo sufría el desempleo crónico de muchos  jóvenes  y me dedicaba a estudiar por las noches  para un examen de ingreso  en la Escuela de Enfermeros, radicada en el Hospital Psiquiátrico de Mazorra.
Soñaba en convertirme primero en Enfermero y luego hacerme Médico como mi tío mayor, pero el más joven de mis tíos, un periodista fracasado, ex expedicionario de Cayo Confites y enfermero por necesidad, me destruyó todo mi interés por aquella actividad con un vibrante discurso homofóbico, y me convertí en Auxiliar de Plomero bajo la égida,  de mi querido padre.
Lo cierto es que cuando nació aquella niña yo  no tenía un empleo regular y me dedicaba a la venta de carteras de nylon que fabricaban mi madre y mi padrastro José Luis Collazo,  un hombre muy noble que me  trató  como su propio hijo y  me ayudó mucho a pesar de mis 19 años.
La última vez que lo vi fue en el año 79, frente a la Clínica La Dependientes donde yo ejercía como Profesor de Psicología después de haberme graduado en 1977.
Es posible que parezca esto que he dicho un cambio brusco, pasar de Auxiliar de Plomero, a Profesor de Psicología, pero sucedió que la aparición de aquella niña en mi vida fijo un importante  punto de partida, que todavía no se ha detenido, para mejorar mis conocimientos y estudiar una profesión que valiera la pena.
En realidad mi preocupación por los estudios no comenzó realmente allí, pues antes de la triste historia de mi renuncia a ser enfermero, había cruzado 

Lanchita de Casablanca  para cruzar  la bahia 

Castillito de Cojimar



         


muchas veces la Bahía de La Habana, partiendo desde Cojimar, donde trabajaba limpiando la arena  del Yact Club,  propiedad de uno de mis tíos  paternos,  para asistir a la escuela nocturna de la fábrica de chocolates “La Estrella”.

Nunca deje de estudiar hasta lograr matricular Psicología en la Universidad de La Habana en 1972, cuando tenía la edad en que muchos estudiantes ya se habían diplomado y ejercían su profesión .

En la temprana fecha del 8 Enero de 1959 me disponía a emigrar,  en busca de mejores oportunidades,  al Norte, como se decía antes, no a la Yuma como se dice ahora. Fue precisamente esperando el 8 de Enero de 1959,  para celebrar el cumpleaños de mi hija, que se produjo la entrada de los llamados rebeldes a la Ciudad de la Habana.

Los inflamados  discursos de los  líderes de los rebeldes fidelistas     me llevaron a pensar,  como a muchos otros, que todo un mundo de oportunidades se abría para quienes como yo no tenían nada que perder y mucho que ganar.


Posteriormente, pasada la primera fase de la gran  conmoción revolucionaria,  algunos se dedicaron a disfrutar de la dulce vida  mientras  yo pasaba mis días en la Biblioteca Nacional, quemando mis pestañas para adquirir los conocimientos que necesitaba y darle a aquel pequeño regalo que la vida me dio  una existencia mejor que la que yo había tenido hasta entonces.
Han ocurrido muchas altas y bajas en aquella trayectoria después de
aquel  8 de Enero de 1959, y dadas las consecuencias pienso que todos nos hemos equivocado alguna vez y pagado por ello. No fuimos  sabios ante el peligro que se dibujaba en el horizonte político, ignorando con prepotencia las advertencias de los especialistas en el análisis de los movimientos políticos.
Fuimos excesivamente credulos  y como decimos los cubanos:   “nos  salió el tiro por la culata”.
Muchos peqeños empresarios  perdieron lo que habían logrado construir con sus esfuerzos,  y  considero  se cometieron muchas injusticias con gentes  que perfectamente hubieran podido ayudar a desarrollar en Cuba, para beneficios de todos,  lo que han logrado edificar en otros paises. Por brutos perdimos guiro, calabaza y miel. 

XIOMARA MERCEDES
 Hoy quiero rendir homenaje público a esta hija mía, Xiomara Mercedes, que me hizo padre por primera vez y que 21 años después partio  en busca de nuevos horizontes tal y como antes deseaba  su padre.

 
LAYLA  






















ZALUA
  

LOIRA
 












Felicidades Xiomara Mercedes Rodríguez Flores. Tu padre y tus hermanas   te queremos mucho  y además te admiramos  porque un día tomaste el riesgo de defender tus decisiones y tus amores, apenas salida de tu adolescencia,  sola y muy lejos de nosotros, para conquistar la felicidad que tu deseabas,  como la valiente mujer que has sido siempre. 
Estamos muy  orgullosos de ti y a pesar de la distancia siempre  pensamos en ti con mucho amor.

Felicidades te desean tus hermanas  
Zalua, Layla, Loira y yo.
  Papy.  

Montreal. Qc Canada. Enero 8 de 2011