28 sept. 2010

Tanto tiempo disfrutando de …







Como ya dije alguna vez en mi blog http://notasintimas.com (valga el comercial)  me gusta la Rumba , la Conga, el Guaguancó, los Boleros, el Son, llámenlo como lo quieran llamar ahora, el Danzón, las decimas y las improvisaciones campesinas, la Guantanamera, interpretada por Joseito Fernández y las décimas de Justo Vega y Adolfo Alfonso, que siempre recuerdo de  aquel programa dominical que conducía el magnífico cantante Ramón Veloz (padre). Si he olvidado alguno pido perdón por el olvido.



Se preguntaran a dónde quiero llegar con esta introducción, y la respuesta es muy sencilla:


Quiero expresar mis limitacions sobre el tema musical, mis humildes conocimietos de simple oyente para que nadie tenga necesidad de decirmelo después que lea esta nota.



En realidad lo que quiero es comentar, destacar, criticar sanamente, es la perdida de contenidos de nuestra música actual. La simpleza de sus textos, propias para analfabetos, contenidos, que no se refieren a nada que nos haga sentirlos como algo nuestro, digamos personal, ni refleja la riqueza de nuestros valores culturales, sentimientos y emociones.



Celia "Azucar" Cruz





No soy musicólogo ni pretendo serlo, ni mucho un melómano experimentado, soy simplemente alguien que disfruta, en sus pocos ratos de ocio, todo tipo de música hispano americana, y muy especialmente la música cubana, con su sonoridad que hace vibrar mi cuerpo y mi sangre con toda la fuerza que le concede la influencia española y africana de nuestra cultura isleña.

¿Donde se fueron? ¿A qué  ignoto exilio fueron a dar aquellas  canciones que hacían vibrar nuestras emociones más profundas y moldeaban nuestro estado de ánimo?. ¿ Qué dirían nuestros intérpretes del filin, nuestros famosos boleristas, los intérpretes de nuestros ritmos si pudieran oír esos textos sin sentido, plenos de palabras obscenas y malsonantes?




¿Qué  bailes son esos, donde las chicas, algunas muy hermosas y con traseros descomunales, típicos de nuestras fabulosas mulatas y de casi todas las cubanas, que solo se basan en ponerse de espaldas y mover las nalgas como las aspas del un ventilador?
Sin ton ni son, admirables para algunos auto-masturbantes, pero nada que realmente refleje nuestra cultura cubana, admirada  a nivel mundial.


Annia Linares

Que no venga ningún trasnochado a decirme que ahí está la famosa trova para resolver el problema de los contenidos. Con excepción de algunos cantantes como Pedro Luis Ferrer, Silvio Rodríguez, Pablito Milanés, Noel Nicola, lo que anda por ahí es pura Hunga de Vaca,  como lo que canta el llamado Silvito “El Libre” y su grupo, que solo saben repetir obscenidades sin contenido ni motivo y tiene todavía mucho que aprender de su padre Silvio Rodriguez, indepndientemente de sus ideas politicas y filosoficas que reflejan la necesidad de  individualizarse de una figura famosa, un conflicto generacional, que su posicion disidente con la sociedad en que se encuentra inmerso.


Oigase  la cancion que Pedro Luis dedica a su padre y dice:

" Mi padre era  fidelista  ..yo no tanto como el..."


Ninguna necesidad de  acudir a palabras obscenas  y malsonates, caracteristicas  de quienes  tienen o utilizan un vocabulario pobre o culturalmente  limitado por falta de dominio del lenguaje castellano o  español.

Pedro Luis Ferrer






Hay   muchas maneras de decir lo mismo sin acudir  a recursos desagradables y mal sonantes.
¿Recuerdan a  Faustino Oramas " El Guayabero"  y su forma de decir los textos mas  atrevidos ?














Hace mucho tiempo  leí un libro llamado "Cómo  ganar amigos e influir sobre las personas”
del autor norteamericano, Dale Carnegie, una  obra que recomiendo sinceramente aquellos que se interesan por establecer relaciones humanas agradables y duraderas.

En ese libro, había una recomendación, entre otras muy importantes, que recuerdo especialmente y que siempre he aplicado. Dice la recomendación:
Reconoce rápidamente tus errores y no esperes que otros te critiquen”
Y lo justificaba explicando que siempre habrá suficiente comprensión de los demás para de alguna forma juzgarte con benevolencia.
La aplicación práctica de esta recomendación la vi en un filme llamado “Escipión el Africano" que ha marcado durante muchos años mis actitudes en la vida y sobre todo en un medio tan escabroso y difícil como la televisión y la prensa especializada en asuntos culturales.
Aunque tuve la suerte de trabajar durante muchos años en el medio de producción de filmes para televisión, e incluso dirigir algunos documentales y escribir guiones para filmes y programas, no pretendo ejercer ningún tipo de crítica, pero deseo recomendar este filme con mucha fuerza,  pues aparte de ser muy entretenido, agradable y realizado al estilo de las grandes superproducciones cinematográficas  en el terreno ético y circunstancial nos brinda una gran enseñanza.
De que siempre tendremos  la posibilidad de rectificar nuestros errores, algo que pudiera  ser muy beneficioso para quienes contribuyen de una forma u otra al desarrollo positivo, no involutivo y degradante de nuestra musica  y en general de la musica cubana.

Amen
  


1 comentario:

Helmut Dempewolf dijo...


I am genuinely glad to read this web site posts which includes plenty of valuable data, thanks for providing these kinds of statistics. capital one login