26 jul. 2010

LA MUJER DE MIS SUEÑOS


Con cierta frecuencia alguien me pide que publique algunas de mis poemas que reflejan momentos importantes de mi vida, especialmente los que se relacionan con mi vida sentimental o simplemente mis emociones de hombre sensible tocado en lo hondo por amores y afectos pasados. Son obras que he coleccionado durante años y que he registrado por aquello de los derechos de autor y que actualmente reviso y preparo para su pronta publicación.
Esta vez quiero publicar lo último que he escrito relacionado con sentimientos surgidos hace un tiempo bastante lejano,pues ocurre que navegando por la Internet
y curioseando las diferentes paginas,apareció de pronto ese alguien que siempre estaba tan presente en mi vida, y surgió este poema, que si lo lee sabrá que es para ella y si no será la válvula de escape que me permita de alguna manera expresar lo que siento para mi egoísta satisfacción y disfrute de quienes lo reciban.

LA MUJER DE MIS SUEÑOS

La mujer de mis sueños tiene alas,
Se pasea por los espacios celestiales
Tiene su casa de recreo en la Luna
Regresa a la Tierra de madrugada
Viaja en las palabras de su diccionario
Cuando la miro, sé que es ella
No se parece a nadie en mi hemisferio
Creado por visiones de ilusiones reales,
Viaja sin moverse en vuelos astrales
Su cuerpo maravilloso lo abandona
Para visitar ignotos espacios siderales
Recuerdo tiene alas y mirándola de lejos
Gracias a ella ahora creo en Ángeles
Sus ojos muy negros lo son más aun
Cuando miran y penetran el espacio
Lejano, ignorado, habitado y profundo
Sus visiones no son de este mundo
Son del Universo creado por ella
Con lunas, soles, luceros y estrellas
Gracias a Dios no es virgen ni una santa
Es mucho más, es una mujer muy bella
A quien al mirarla el corazón se excita
Como dijo el cantor:
¡! La mujer de mis sueños no necesita bañarse en agua bendita…"
Roman
Montreal, 25 de Julio 2010

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pienso que en cada hombre, varón, vive una mujer con alas como la de tu hermoso poema. En mi caso sus ojos negros, reflejo de la noche, me vuelven loco. Solo pasaba por estos lares y ya me voy, no sin antes desearte que sigan los exitos