11 ago. 2009

CARNAVAL DE MITOS, LEYENDAS Y MENTIRAS





Hace 50 años en Cuba comenzó un carnaval que no da señales de cuándo y cómo terminará. Diferentes disfraces surgieron para representar a sus personajes, donde el Verde Olivo era, de cierta manera sigue siendo, el color dominante.
A menudo el rojo aparecía dominando el escenario y salió uno de los pajes del Rey denunciando la aparición de color rojo. Aquel color que su amigo el Rey Momo siempre había negado, su osadía le costó ser encerrado veinte años en sus mazmorras, mientras Momo lo negaba, diciendo que era traición y todo pura coincidencia, hasta que un mes de Abril, de una infortunada Primavera lo hizo relucir como el color dominante de su culto y carnaval.
Rey Momo Justificaba su cambio diciendo que si antes no lo había dicho era para proteger su reino de los Ogros de un imperio cercano que querían apoderarse de sus tierras y matar a sus siervos.
Muchos de los villanos del lugar decidieron abandonar las tierras que Momo dominaba, después de ser despojados de sus bienes y sus herramientas para ganar t su vida. Y fueron a refugiarse en las tierras de imperio enemigo de Momo, agotados de sufrir, tan pobres como antes, pero sintiéndose libres pare reconstruir su futuro sin persecuciones ni tener que oír los largos discursos del Rey Momo, unas veces para justificar sus errores y otras para clamar la guerra contra su ya proverbial enemigo.
Pasaron los años y los villanos hicieron rico el lugar del país donde se establecieron, de una pequeña villa de retirados y ancianos la convirtieron una de las más ricas y bellas del planeta a demostrando así su capacidad creadora , mientras el país donde reinaba Momo cada vez se hacía más pobre y miserable mientras Momo y su corte disfrutaba n de todas las riquezas arrancadas a sus siervos, iguales a las que decía combatir en la casa del imperio cercano.
Momo tenía en su corte algunos expertos en propagar rumores e hicieron de Momo un héroe benevolente, un Rey Mago con barba negra como los piratas. Los siervos de reinos vecinos les creyeron rogando por la aparición de un Rey Momo entre ellos y surgieron los mitos que luego se convirtieron en leyendas.
Sus mitos principales fueron y siguen siendo la Educación, el Deporte y la Salud como beneficios para todos los siervos de su reino.
El mito primario fue la Educación. Momo decía que era para liberar su pueblo del analfabetismo y les pedía que no creyeran sino leyeran. En realidad Momo sabia, pues le si había tenido la oportunidad en tiempos de otros déspotas de estudiar y prepararse para ser Rey, que con analfabetos no podía mantener su reino, que necesitaba gente preparada para que pudieron rendirle más beneficios en su búsqueda de riquezas y poder.
Lleno sus Universidades con semi analfabetos y creo Universidades a granel de donde surgieron cientos de Bachilleres y Licenciados, algunos muy brillantes por su dedicación y otros con faltas abismales de cultura. Muchos logaron destacarse por sus propios medios. Er lógico que con la masificación de la Universidad se salvaran talentos que de otra forma se hubieran perdido.
Antes de Momo, estudiaba el que podía aun sin vocación. Ahora con Momo todos podían estudiar por vocación y se lograba un profesional donde se reunían el poder y la vocación,de ahí su brillantez. Pero Momo caprichoso y demagogo creo Universidades populares y campesinas y ahí se perdió todo. Surgieron retardados, anormales con títulos de licenciados y técnicos que no sabían ni donde estaban parados.
Rey Momo, a la inversa del Rey Creso todo lo que tocaba a lo convertía en "concreciones de excrecencias humanas", como dijo un día en Punta del Este uno de sus Cancilleres ya fallecido.
Su segundo mito el Deporte se basó en una mentira enorme. Momo dijo que eliminaba el profesionalismo a favor de amateurismo. Es cierto que liberó de pago asistir a los torneos, siguiendo la doctrina de Pan y Circo del imperio romano, sólo que el pan, Rey Momo jamás ha logrado satisfacerla por “ falta de jama” según Pánfilo, y el Circo lo comenzó hace 50 años para ajusticiar a sus enemigos sin discriminación de quien merecía la muerte o simples años de cárcel .
En el reino de Momo todos los que él llamaba “amateur”, son hombre y mujeres honestos que lo único que hacen es entrenarse para competir, mientras reciben un salario por un supuesto empleo regular.
Si eso no es profesionalismo que venga Belcebú y me lo explique. Los amateur de otros países debe buscar patrocinadores, hacer colectas, portar anunciois de productos en sus vestimentas, para poder participar y regularmente trabajan o son sostenidos por sus familiares.
Otro Mito que se va destruyendo cuando los falsos amateurs se van al reino cercano a vender su talento a precios elevados.
La Salud su mito más preciado es el producto de una necesidad y la bondad de sus siervos que ya no son siervos sino esclavos. El reino de Momo es verdad que ha dado muy valiosos servicios a su pueblo en la salud y la prevención de enfermedades. Seria mentir decir lo contrario, pues estos hombre y mujeres abnegados han salvado mi vida en varias ocasiones para ellos tengo mi mayor respeto.Ahora bien, Rey Momo es un redomado mercantilistas y los convirtió en mercancía barata parta otros, reinos del mundo a cambio de dinero y apoyo a su reinado. Muchos han escapado para reunirse a sus hermanos del otro lado del mar que rodea su reino.
Momo es mentiroso cuando dice quela salud y la medicina es igual para todos, y tiene hospitales reservados para él y su cortesanos.
Momo dice que antes de su reinado le no había servicio médico para los siervos de su pueblo, lo que es totalmente falso.
Aunque Mary no me crea, había hospitales públicos a lo largo y ancho del país, Instituciones para combatir el cáncer con donaciones populares, cientos de Clínicas Mutualistas que con dos Pesos daban servicio a todo el que lo necesitara.
Rey Momo, el gran mentiroso, ha visto muchas veces su poder en caída vertical y ha acudido a los más bajos métodos para mantenerse a costa de la sangre de su pueblo.
Rey Momo mando a valerosos guerreros de su ejército, entrenados para defender su país, a morir en tierras lejanas, combatiendo por banderas extranjeras bajo un falso internacionalismo que en realidad propiciaba la penetración de otras potencias, al tiempo que él y sus secuaces robaban y mataban a su antojo- En su lucha por mantenerse en el poder hizo asesinar a muchos de su propios colaboradores sin justificación alguna, según dicen algunos para protegerse de reino vecino que podía condenarlo por sus acciones.
Estas siguen siendo las mentiras y los mitos del reinado del Rey Momo. Pero la peor condena para quienes logran huir de sus garras, muchos que un día lo siguieron creyendo sus mentiras,es que cuando llegan a algún lugar y confiesan ser nacidos en el reino de Momo muchos babean de admiración al oírlos.
Los mitos funcionan, en beneficio del mitómano, las mentiras repetidas mil veces, como hacían los nazis, se llegan a aceptar como verdades
El Rey Momo envejeció dirigiendo el triste carnaval de su reino , la Diabólica Comedia, un día enfermó y puso en su lugar a su Príncipe heredero a quien controla a distancia, muchos piensan lo hará mejor para beneficio de todos.El tiempo dirá su dictamen. Los propios afectados de su reino protestan pero siguen manifestando su defensa y admiración por su régimen opresor. Todo un pueblo sufriéndole síndrome de Estocolmo, como se observa en el cortometraje sobre los inmigrantes provenientes de las provincias orientales de Cuba, quienes viven en asentamientos ilegales en La Habana, realizado por la directora: ALINA RODRÍGUEZ (La Habana, 1984) “ “Buscando Havana”
Como decía con su voz ronca y tronante, en sus buenos tiempos, un ilustre periodista que acaba de fallecer:
¡!Qué desparpajo, Señores qué Desparpajo!!

No hay comentarios: