25 ago. 2009

LOS DEL MEDIO

Colaboracion de Justo Pla
Intelectual y Sociologo Cubano.
Ex Director del Dpto. de Opinion y Relaciones Publicas del ICRT.

Infructuosamente trato de ubicarme en el lugar más justo o cercano a mis valores o creencias. Pero los años vividos, inmerso en esa cultura nuestra, siempre carente de tonos y donde solamente existe lo blanco y lo negro, o el rojo o el azul, ha conllevado a que, como un ejemplo diáfano de la duda cartesiana, adornada de cierto masoquismo, ni yo mismo pueda adherirme un adjetivo calificativo.
Mientras vivía en Cuba, cuando con inteligencia y sutilmente exponía algunas ideas, un tanto contrastantes con la ortodoxia o dogmas imperantes, amigos se acercaban a alertarme del peligro de no ser lo suficientemente revolucionario o aparentar ser un hombre de pensamientos liberales, demasiados democráticos, diversionistas y utilizables por el enemigo.
Cuando salí de Cuba, creyendo que había encontrado el paraíso de la libre expresión de las ideas, donde la racionalidad y la mente abierta imperaba, los que me escuchaban decir que en la isla habían muchas cosas horribles pero que todo no era tan pésimo y que aquello no mostraba señas de debilitamiento…me acusaban de ser de izquierda, infundir el pesimismo y los más recalcitrantes hasta hacían alegaciones de la posibilidad de ser un agente castrista.
A tal punto, el jinete apocalíptico de la intransigencia me perseguía hasta en mis sueños. Y llegué a preguntarme quien realmente yo era…de izquierda o de derecha, un eclético


o un escéptico. Los insomnios y las pesadillas, la realidad de verme circundado de otros militantes con diferente ideología pero también sedientos de victimas bajo la bandera de su llamada verdad, me fortalecieron hasta el punto de llegar a convencerme de quien era.
Y usted me pregunta ahora …y puedo afirmarle Soy un cubano del medio…de los que no desean la guerra para su gente, ni el hambre que padecen los de adentro, ni sufrir las tarifas más alta del mundo para hablar con un familiar o enviarle una ayuda que deben injustamente aceptar los de afuera; ni tener impedimentos de ambos lados para entrar o salir de nuestro suelo natal cuando nos plazca.
Si, Soy un cubano del medio; de aquellos que vemos con estupor que los ejemplares de Jurasico Park están en ambos lados del estrecho floridano y de los que no saben cual será el resultado cuando ambos géneros de dinosaurios se enfrenten en una discusión parlamentaria en la Cuba del mañana. No presiento otra cosa que gritos, ofensas con palabras obscenas, golpes…y tal vez, después de nuevas lágrimas y sufrimientos, mientras debatimos si perdonamos o fusilamos legalmente a los criminales de hoy….tal vez, logremos redactar la Constitución del 2040.
Ya para entonces estaré fuera de este mundo, llevándome la esperanza que algún día el meteorito de la sabiduría logré extinguir a esta generación de animales prehistóricos acéfalos que comandan o pretender gobernar la hermosa tierra que ojos humanos jamás vieron…cuando era habitada por los aborígenes, pues tal vez necesitaremos de los extraterrestres para que los cubanos del medio podamos vivir algún día en paz, en aras de volver a ser homo sapiens y dejar de ser neanderthalinos.

11 ago. 2009

CARNAVAL DE MITOS, LEYENDAS Y MENTIRAS





Hace 50 años en Cuba comenzó un carnaval que no da señales de cuándo y cómo terminará. Diferentes disfraces surgieron para representar a sus personajes, donde el Verde Olivo era, de cierta manera sigue siendo, el color dominante.
A menudo el rojo aparecía dominando el escenario y salió uno de los pajes del Rey denunciando la aparición de color rojo. Aquel color que su amigo el Rey Momo siempre había negado, su osadía le costó ser encerrado veinte años en sus mazmorras, mientras Momo lo negaba, diciendo que era traición y todo pura coincidencia, hasta que un mes de Abril, de una infortunada Primavera lo hizo relucir como el color dominante de su culto y carnaval.
Rey Momo Justificaba su cambio diciendo que si antes no lo había dicho era para proteger su reino de los Ogros de un imperio cercano que querían apoderarse de sus tierras y matar a sus siervos.
Muchos de los villanos del lugar decidieron abandonar las tierras que Momo dominaba, después de ser despojados de sus bienes y sus herramientas para ganar t su vida. Y fueron a refugiarse en las tierras de imperio enemigo de Momo, agotados de sufrir, tan pobres como antes, pero sintiéndose libres pare reconstruir su futuro sin persecuciones ni tener que oír los largos discursos del Rey Momo, unas veces para justificar sus errores y otras para clamar la guerra contra su ya proverbial enemigo.
Pasaron los años y los villanos hicieron rico el lugar del país donde se establecieron, de una pequeña villa de retirados y ancianos la convirtieron una de las más ricas y bellas del planeta a demostrando así su capacidad creadora , mientras el país donde reinaba Momo cada vez se hacía más pobre y miserable mientras Momo y su corte disfrutaba n de todas las riquezas arrancadas a sus siervos, iguales a las que decía combatir en la casa del imperio cercano.
Momo tenía en su corte algunos expertos en propagar rumores e hicieron de Momo un héroe benevolente, un Rey Mago con barba negra como los piratas. Los siervos de reinos vecinos les creyeron rogando por la aparición de un Rey Momo entre ellos y surgieron los mitos que luego se convirtieron en leyendas.
Sus mitos principales fueron y siguen siendo la Educación, el Deporte y la Salud como beneficios para todos los siervos de su reino.
El mito primario fue la Educación. Momo decía que era para liberar su pueblo del analfabetismo y les pedía que no creyeran sino leyeran. En realidad Momo sabia, pues le si había tenido la oportunidad en tiempos de otros déspotas de estudiar y prepararse para ser Rey, que con analfabetos no podía mantener su reino, que necesitaba gente preparada para que pudieron rendirle más beneficios en su búsqueda de riquezas y poder.
Lleno sus Universidades con semi analfabetos y creo Universidades a granel de donde surgieron cientos de Bachilleres y Licenciados, algunos muy brillantes por su dedicación y otros con faltas abismales de cultura. Muchos logaron destacarse por sus propios medios. Er lógico que con la masificación de la Universidad se salvaran talentos que de otra forma se hubieran perdido.
Antes de Momo, estudiaba el que podía aun sin vocación. Ahora con Momo todos podían estudiar por vocación y se lograba un profesional donde se reunían el poder y la vocación,de ahí su brillantez. Pero Momo caprichoso y demagogo creo Universidades populares y campesinas y ahí se perdió todo. Surgieron retardados, anormales con títulos de licenciados y técnicos que no sabían ni donde estaban parados.
Rey Momo, a la inversa del Rey Creso todo lo que tocaba a lo convertía en "concreciones de excrecencias humanas", como dijo un día en Punta del Este uno de sus Cancilleres ya fallecido.
Su segundo mito el Deporte se basó en una mentira enorme. Momo dijo que eliminaba el profesionalismo a favor de amateurismo. Es cierto que liberó de pago asistir a los torneos, siguiendo la doctrina de Pan y Circo del imperio romano, sólo que el pan, Rey Momo jamás ha logrado satisfacerla por “ falta de jama” según Pánfilo, y el Circo lo comenzó hace 50 años para ajusticiar a sus enemigos sin discriminación de quien merecía la muerte o simples años de cárcel .
En el reino de Momo todos los que él llamaba “amateur”, son hombre y mujeres honestos que lo único que hacen es entrenarse para competir, mientras reciben un salario por un supuesto empleo regular.
Si eso no es profesionalismo que venga Belcebú y me lo explique. Los amateur de otros países debe buscar patrocinadores, hacer colectas, portar anunciois de productos en sus vestimentas, para poder participar y regularmente trabajan o son sostenidos por sus familiares.
Otro Mito que se va destruyendo cuando los falsos amateurs se van al reino cercano a vender su talento a precios elevados.
La Salud su mito más preciado es el producto de una necesidad y la bondad de sus siervos que ya no son siervos sino esclavos. El reino de Momo es verdad que ha dado muy valiosos servicios a su pueblo en la salud y la prevención de enfermedades. Seria mentir decir lo contrario, pues estos hombre y mujeres abnegados han salvado mi vida en varias ocasiones para ellos tengo mi mayor respeto.Ahora bien, Rey Momo es un redomado mercantilistas y los convirtió en mercancía barata parta otros, reinos del mundo a cambio de dinero y apoyo a su reinado. Muchos han escapado para reunirse a sus hermanos del otro lado del mar que rodea su reino.
Momo es mentiroso cuando dice quela salud y la medicina es igual para todos, y tiene hospitales reservados para él y su cortesanos.
Momo dice que antes de su reinado le no había servicio médico para los siervos de su pueblo, lo que es totalmente falso.
Aunque Mary no me crea, había hospitales públicos a lo largo y ancho del país, Instituciones para combatir el cáncer con donaciones populares, cientos de Clínicas Mutualistas que con dos Pesos daban servicio a todo el que lo necesitara.
Rey Momo, el gran mentiroso, ha visto muchas veces su poder en caída vertical y ha acudido a los más bajos métodos para mantenerse a costa de la sangre de su pueblo.
Rey Momo mando a valerosos guerreros de su ejército, entrenados para defender su país, a morir en tierras lejanas, combatiendo por banderas extranjeras bajo un falso internacionalismo que en realidad propiciaba la penetración de otras potencias, al tiempo que él y sus secuaces robaban y mataban a su antojo- En su lucha por mantenerse en el poder hizo asesinar a muchos de su propios colaboradores sin justificación alguna, según dicen algunos para protegerse de reino vecino que podía condenarlo por sus acciones.
Estas siguen siendo las mentiras y los mitos del reinado del Rey Momo. Pero la peor condena para quienes logran huir de sus garras, muchos que un día lo siguieron creyendo sus mentiras,es que cuando llegan a algún lugar y confiesan ser nacidos en el reino de Momo muchos babean de admiración al oírlos.
Los mitos funcionan, en beneficio del mitómano, las mentiras repetidas mil veces, como hacían los nazis, se llegan a aceptar como verdades
El Rey Momo envejeció dirigiendo el triste carnaval de su reino , la Diabólica Comedia, un día enfermó y puso en su lugar a su Príncipe heredero a quien controla a distancia, muchos piensan lo hará mejor para beneficio de todos.El tiempo dirá su dictamen. Los propios afectados de su reino protestan pero siguen manifestando su defensa y admiración por su régimen opresor. Todo un pueblo sufriéndole síndrome de Estocolmo, como se observa en el cortometraje sobre los inmigrantes provenientes de las provincias orientales de Cuba, quienes viven en asentamientos ilegales en La Habana, realizado por la directora: ALINA RODRÍGUEZ (La Habana, 1984) “ “Buscando Havana”
Como decía con su voz ronca y tronante, en sus buenos tiempos, un ilustre periodista que acaba de fallecer:
¡!Qué desparpajo, Señores qué Desparpajo!!

9 ago. 2009

Conversando con Liborio


Colaboracion de Lic. Justo Pla.

Ayer me encontré a Liborio en uno de mis sueños o reflexiones. Y me contaba, agradenos o no, que muchos cubanos pelearon con valor a favor de la independencia, y es lógico que solamente de ellos queremos hablar o asemejarnos. Pero no debemos olvidar que existieron otros, en el bando de los llamados Voluntarios o del autonomismo que defendieron a la Madre Patria; asi como quienes también soñaban con anexar nuestra tierra al vecino norteño.

No sin razón algún mambi, cuando entró en la capital con el Generalisimo, entre vitores y gritos de júbilo, habia dicho o pensado “si nosotros hubieramos tenido en nuestro Ejército Libertador a todo este pueblo que hoy nos aclama, el dominio de España no hubiera durado tanto”.

Me fastidia sobremanera, me expresaba Liborio, que ahora todos somos descendientes de mambises; nietos del “General Tal” o del “Brigadier Mas Cual”. Nadie dice…”mi abuelo era autonomista o peleó con los Voluntarios”. Asi somos, lamentablemente, la mayoria de los seres humanos; pues no sólo los cubanos padecemos del virus de la arrogancia; siempre nos gusta alabar o estar al lado de los vencedores o de quienes la Historia les ha otorgado la razón.

En el decursar del tiempo, la naturaleza humana se mantiene casi inalterable. Muchos alegan –continuaba Liborio- que fueron expropiados, o padecieron persecusión, deportación o cárcel por combatir frontalmente la injusticia. Y es cierto que asi haya acontecido para consuelo y dignidad de nuestra Patria. Aunque también es veraz que en el presente, fuera y dentro de nuestra sufrida tierra, existen más patriotas vivos que sumando a todos los que han ofrendado sus vidas desde la muerte de Hatuey y la matanza de Caonao hasta nuestros días.

Muchos pretenden ser patriotas héroes pero no mártires – me explicaba Liborio - y quienes vinieron huyendo primero; algunos de los cuales ayudaron a que llegaran al poder quienes ahoran están, demandan eufóricos que el pueblo cubano se subleve. Y al no ocurrir, usan hasta improperios y catalogan de cobardes a quienes allá, en su lucha por la subsistencia, no hacen nada por el cambio; mientras aqui se planifica el futuro en la plenitud de la abundancia y la seguridad. !Que lindo!.

Pero de todos los falsos patriotas, los más abominables – apesadumbrado exclamaba Liborio - son quienes sintiéndose seguros y protegidos, y ante la impotencia de no haber podido derrotar a su enemigo, demandan con soberbia del amigo poderoso el uso de la fuerza militar, sin importarles la sangre de los cubanos inocentes que sería derramada en la isla.

Dicho lo anterior; Liborio no pudo más y con suma tristeza decidió no continuar conversando . !Pobre Liborio!.