5 jul. 2009

Facebook Cubiche




Estoy seguro que cuando lean este titular pensaran que voy a comentar algo sobre el Facebook.Cu que suponemos el gobierno cubano ha puesto en línea. Digo esto porque la primera noticia que tuve de esa pagina web fue leyendo los mensajes de un grupo simpaticas ciber amigas,constituido por damas y damitas cubanas dispersas por todo el mundo.
Mi entrada a ese maravilloso mundo femenino de comentarios y bromas, algunas muy fuertes, y halagüeñas del sexo masculino, se debió a una invitación de mi hija mayor, invitacion que por supuesto acepte sin vacilar.
Mi madre decía que yo admiraba tanto las mujeres que por eso solo le había dado nietas y ningún nieto.Yo no lo decidí, pero bien podría ser cierto.
Quiero hablar del" Facebook Cubiche", una modalidad que existe entre nosotros los cubanos mucho antes de que ni siquiera nadie imaginara la existencia de la Internet.
Siempre, o casi siempre, que un cubano encuentra a otro cubano la primera pregunta, después de la presentación de rigor, es:



- ¿Y tú de dónde eres?-

Ubicados ya geográficamente, comienzan las interrogantes directas, por cierto nada discretas, para tratar ubicar a la persona en determinado, medio social o laboral.
Esta gestion la hacen con preguntas al estilo de si conoces a fulano o a fulana, si fuiste a tal lugar, a que te dedicas..etc...etc.., en fin diversas preguntas que le dan al otro un retrato hablado de dónde tu saliste.

Las repuestas son tan abundantes como las preguntas y confirman regularmente la famosa ley de la proximidad:

-¡Ñooo, compadre eso es lo que yo más conozco! -
-¿Qué tú dices? ¿Mayita la peluquera? –
-Ay mi amiga ese era la que resolvía el tinte y la manzanilla "p’a" todas las mujeres de mi casa. Mi vieja decía que si ella no le pintaba el pelo, el viejo iba a caerles detrás a todas las chiquitas del barrio.-

Existian evaluaciones referidas a un hombre como:

-Ése gallo es tremendo tipo, ese te resuelve cualquier cosa!-

Esto es cuando se trata de se trata de amistades positivas, porque si no ahí venían todas la exclamaciones que en otros países hubieran sido causa de difamación y costado un paquete de pesos al "comentarista" ocasional.



-¡¿Qué? ¡Oye ese un H.P! Te lo digo yo que lo conozco muy bien.

-¿Quien dices, Margot “La Culua” ? Ponte “p’a “las cosas que esa le quita el "mario" a Jennifer López, si le dan chance!-

Es cierto que este método también cumple roles referenciales cuando alguien dice pregúntale a fulano y tu veras que el si me conoce bien.
Yo mismo he podido comprobar esto cuando supe que una de las cubanas que partipaba en la pagina está casada con uno de mis colegas de trabajo en Cuba.

Y así se va entretejiendo la red de amistades, que al fin constituye el Facebook Cubiche, donde todos los cubanos se conocen y conocen a otros cubanos que los conocen a ellos.
Para terminar quiero contarles una anécdota relacionada con este tema.
Vivía yo en edificio Alaska, convertido en parqueo de autos por el deterioro que sufre toda la ciudad, situado en una de las via mas concurridas de La Habana,
frente al Instituto Cubanode Radio y Television, mi centro laboral de aquella epoca, el "ICRT" en una Casa de Huéspedes donde la mayoría eran estudiantes llegados de otras provincias.
Nuestra casa era una versión opuesta y masculina de la famosa “Bombonera de Lola” , otra Casa de Huéspedes situada en la calle San Rafael y Ronda, al lado del Estadio de la Universidad de La Habana, llamada así por la belleza de las chicas que residian allí.
En nuestra casa, por supuesto no faltaban las visitas femeninas, a veces invitadas y otras por iniciativa propia, en búsqueda de contactos con jóvenes que tenían un potencial futuro profesional y viceversa con la Bombonera, que solo se podía visitar hasta el portal,porque desde allí no se podía pasar por órdenes estrictas de Lola, aunque había quien con la complicidad de las chicas se “ colaba” al menor descuido.

Entre los más antiguos residentes del "Alaska" estaba, “ Toyito”, un estudiante manzanillero, hoy radicado en Tampa, devenido especialista en decoracion y acomodo de anaqueles y entrepaños en Publix.
Un día Pepe, primo de Toyito,fotógrafo profesional se apareció de visita con unas de sus capturas profesionales: Nenita, una chica de ojos azules, larga cabellera rubia, hermosas piernas de estilo gallego, que inmediatamente puso todo la casa en movimiento tratando de conocerla.
Como siempre Pepe hizo las presentaciones y luego se desarrollo esta conversación:

-¿De dónde tú eres Nenita?
-Yo soy del interior-
-Tú eres casada? ¿Tienes novio?
-No,solo amigos con privilegios, sin compromiso-dijo riendose de su propia expresion.

Se siguieron muchas preguntas de los que estábamos s allí tratando de ganar su amistad hasta que alguien hizo la pregunta clave:

-¿Qué haces por acá en La Habana? ¿Vienes a menudo?-

Y la Nenita respondió:

- Paseando, haciendo amistades. Yo vengo una o dos veces todos los meses-

-¿Y cómo resuelves los pasajes? Preguntamos asombrados.

En ese momento el deterioro del transporte era ya evidente y muy difícil ir a visitar la familia en las provincias, sobre todo para la gente de las provincias orientales. Y la respuesta no se hizo esperar:

-No, yo no vengo en guagua-

-¿Tú tienes carro?-




-No, a mi me traen mis amigos “Cheo Machete”, “Nano, llega y vírate” “Juancho el Trípode”
-¿Nenita, quienes son esa gente?
-Ellos son mis amigos camioneros, rastreros de la Carretera Central…

Ahí mismo se acabo la entrevista con Nenita, amiga de los camioneros, y que tenian por lema aquello de "El que no se acuesta se baja". Por supuesto temeroso de la salud del grupo, dado la cierta promiscuidad de nuestras amistades y vivienda, Toyito le prohibió a Pepe volver a invitar a chicas con tan singulares relaciones sociales.

No hay comentarios: