4 abr. 2009

Mi blog..



Muchas veces solo leyendo algo podemos decir si nos interesa realmente, por ello aquí solamente quiero reflejar mis experiencias personales, quizás sentimentales, amorosas, literarias, poéticas, políticas, espirituales, anécdotas, en fin todo aquello que por ser humano no me es ajeno. No quiero dictar cátedras, ni normas ni reglas a seguir pero, si es posible que hable de lo que ha sido interesante para mi. Si a alguien le interesa como ejemplo se lo regalo, si creen que fueron tonterías díganmelo sin mas, pues aunque ya no hay tiempo para rectificar nada, otros que lean sus opiniones le pueden servir mas que a mi.
Si deseas saber como pienso tendrás que leerme con frecuencia, pues lo cierto es que puedo cambiar de opinión con mucha facilidad por la simple razón de que no soy dogmático ni siquiera con mis propias ideas.
Ayer comencé a escribir estas notas, pues son simplemente notas, impulsado por complacer a una de mis hijas que piensa que seria interesante lo hiciera. Para convencerme dice que tengo talento para hacerlo en vista de las muchas cosas locas que se escriben por ahí.
Yo, claro, me siento halagado, pero al mismo tiempo pienso que es tan parcial y cercana la recomendación, en términos familiares, que tengo temor de creérmelo.
De todas maneras haré el mejor de mis esfuerzos, como siempre lo hago cuando no me siento seguro de lo que me propongo.
Que no digan que no fue por falta de interés en hacerlo, porque interés tengo bastante.
Me pregunto si estas notas, que supongo muchos han de leer, debe ser algo así como una confesión, que, por lo que señalo anteriormente devendrá publica, si así fuera nada me preocupa pues no hay mucho que tenga que ocultar por interés personal, aunque sea discreto cuando otros puedan sufrir a causa de mi posible indiscreción.
Por ejemplo algunas relaciones amorosas ilícitas, secretos que me han sido confiados por amistades en busca de un consejo que pensaban podía ayudarlos. No eso no puede ser. Es algo que pertenece a la ética profesional.
No olvidemos que ya hasta los curas comentan las confesiones de sus feligreses, quizas debido al desarrollo de los medios de comunicacion, que han convertido a los chismosos en "comunicadores sociales" o como ejemplo de hasta donde hemos llegado despues de la abolicion de la Santa Inquisicion clerical, heredada por algunos aparatos represivos y/o sujetos que se benefician haciéndolo.
Lo cierto es que por ello tengo tanto rechazo a confesarme. Recuerdo que la única vez que lo hice, fue en la Iglesia de Los Quemados en la calle 51 en Marianao.
Fue una experiencia difícil y sin aclaración, pues el pobre hombre no sabia que decirme respecto a lo que yo le contaba de mis amores con una vecina casada.Yo queria saber si aquellas relaciones sentimentales, más corporales que espirituales, eran normales, si debía mantenerlas, o regresar a las prácticas del amor solitario.
No hubo respuesta pues ambas eran pecaminosas, prohibidas, solo la punición y la penitencia me fue indicada, mientras mis dudas existenciales continuaron por no saber que hacer con todas las energías y necesidades hormonales de mis 19 años. Tome mi decisión de continuar.
Mi justificación fue que no solo yo participaba del pecado y entre dos las culpas eran mas soportables, además que el culto a Onan no me era nada agradable.
27 de marzo de 2009 14:52

Publicar un comentario en la entrada

Página principal
Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom)
Seguidores




Publicado por Lic. Roman Rodriguez Placeres. Art. Sc. MR. en 15:36 0 comentarios Enlaces a esta entrada
Entradas antiguas Suscribirse a: Entradas (Atom) Seguidores
Archivo del blog
Archivo del blog mar 26 (1) mar 27 (2) mar 30 (1) mar 31 (1) abr 01 (1) abr 03 (1) abr 04 (1)
Datos personales

Lic. Roman Rodriguez Placeres. Art. Sc. MR.
Montreal, Quebec, Canada
Ver todo mi perfil

No hay comentarios: