26 ago. 2016

Variaciones a la musica cubana

Résultats de recherche d'images pour « fotos de Gerardo Machado, fulgencio  Batista , Fidel Castro y Raul Castro »Résultats de recherche d'images pour « fotos de Gerardo Machado, fulgencio  Batista , Fidel Castro y Raul Castro »Résultats de recherche d'images pour « fotos de Gerardo Machado, fulgencio  Batista , Fidel Castro y Raul Castro »

Hace algunos días varias personas, entre ellos algunos amigos se liaron en una discusión, a mi modo de ver improcedente, sobre la personalidad del General Presidente de Cuba Fulgencio Batista y Zaldívar, entre ellos con acotaciones de si los comunistas habian colaborado con el General y si este abandono el poder sabiendo que ellos lo asumirian concediendole dotes profeticas al General. La polémica se origina a partir de la publicación de las fotos del fenecido mandatario, desde su época de Sgto. Del Ejercito Constitucional de Cuba.                   Una “música” que estamos oyendo hace 57 años, con la más complicada gama de intérpretes, en contra o a favor, por lo que con un profundo conocimiento de la versión castrista del problema, pero con diferente ritmo musical, con tonalidades del llamado sistema marxista, establecido en Cuba, después de 1959, expongo mi opinión, con algunas variaciones a la interpretación, que no creo tenga nada de original, pero como es de mi cosecha y para mi es importante la publico paa que ustedes las lean y discutan si lo desean.  ja ja ja                                              El pecado original del sistema fidelista, todos lo conocemos y muchos lo aceptamos en sus inicios, a pesar de sus pocas virtudes y muchos defectos.  Los seguidores y los detractores, del sistema fidelista, saben que el llamado Partido Socialista Popular, (PSP) (Comunista,) era un partido minoritario y oportunista, sin ningún tipo de patriotismo ni proyectos conocidos,  para  beneficiar al pueblo cubano, y en busca de poder político para "pegarse al jamón", como se decía en aquellos tiempos, solventado por la URRS y con un nombre  divisionista, para ocultar sus ideología estalinista en tiempos de la república, que ellos apodan “mediatizada’ “ a causa de la famosa Enmienda Platt,  y la intervención armada  norteamericana. Cierto que en algunos momentos apoyaron al Gral. Batista durante la Segunda Guerra Mundial y por razones obvias, como colaboradores con URSS aliada de Cuba en la guerra contra el fascismo. Lo que se califica como compañeros de viaje, y despues de un largo tiempo sin hacer nada, en 1959 se montaron en el tren de la Revolucion, hasta que de cierto modo tomaron la direccion de su rumbo ideologico. Algunos cubanos, por razones históricas, tienen actitudes racistas, aunque mucho menos entre la gente pobre, que rechazaban al Presidente Fulgencio Batista por ser mestizo y además procedente de la región oriental de Cuba, que siempre   trato de dominar Cuba, y al final lo logro mediante sus numerosos intentos  desde la primera Guerra de Independencia dirigida por Carlos Manuel de Cespedes. Sabemos que no hay dictadura comunista buena ni Tamarindo dulce.  Aunque la llamen capitalista o proletaria. Pero parece que no sabemos, que tenemos que aprender a liberarnos de la sarta de tonterías y de interpretaciones mal intencionadas, que nos infiltraron en la mente intelectuales con formacion estalinista, sin nada que ver con la filosofía marxista, utilizando como medio la falsa interpretacion de la historia politica cubana, y tolerados por el regimen fidelista, ocupado sobre todo en controlar la economia y desarrollar sus cuadros militares y policiacos, para controlar cualquier situacion que pudiera surgir, como sucedio en Playa Giron y la Sierra del Escambray. Su filosofia de combate era " quien da primero, da dos veces y antes que me des te doy", aunque no tenga motivos para hacerlo, en ese preciso momento. Solo quienes sufrimos años de  adoctrinamientos en la Universidad, con falsos intelectuales estalinistas, que nos atiborraban de opiniones controversiales, donde un  patriota de la Guerra Independencia era descrito como un bandido,  anexionista o un traidor  o simplemente un aventurero. Que en sus explicaciones dejaban entrever la duda de si el General Antonio Maceo fue traicionado por alguien, que facilito su muerte, y que el Apóstol José Martí era un dipsómano,  que al final de su vida, enfermo con cáncer en un testículo y tuberculosis y se suicidó en combate, donde participo  montado en un caballo blanco y vestido de negro, una diana  fácil para cualquier tirador, que si el Generalísimo Máximo Gómez  no sabía lo que hacía, por su edad, cuando apoyo la reelección de Don Tomas Estrada Palma, habiendo sido el Presidente más honrado que ha tenido la Republica desde su fundación, y que además era ciudadano norteamericano y designado por la Unión para ocupar ese puesto en Cuba.


Afortunadamente siempre hay excepciones y un profesor se opuso a aquel desastre que destruía los valores del patriotismo cubano, y por oponerse, y expresar sus opiniones, fue expulsado de su cargo de profesor de la Historia del Estado Cubano  y enviado a trabajar a una Oficina de Control de Racionamiento, revisando las libretas de racionamiento, de los consumidores. Otro con responsabilidades mayores, profesor de Filosofía Marxista, se fue de Cuba para radicarse en España., donde lamentablemente murió siendo todavía muy joven.  Sin olvidar al Profesor de Marxismo Bohórquez, que fue recluido en una clínica psiquiátrica, por interpretaciones "erróneas" de la filosofía, lo que equivalía a una suerte de revisionismo profesoral, más grave por la influencia que podía ejercer ente sus alumnos.
Fulgencio Batista murió y ya no se puede hacer nada con su historia y su vida. Los castros y sus  seguidores más allegados morirán por causas naturales, como han muerto ya algunos de sus más importantes  ideólogos, entre ellos Alfredo Guevara, Carlos Rafael Rodriguez y otros de importancia secundaria, que brillaron en su época, aunque todavia los sobreviven algunos que ya no representan a nadie, con sus historias de combatientes y sus problemas normales de la vejez, algunos dispuestos  a continuar la saga, y no perder los privilegios que han disfrutado durante años, quizás por muy poco tiempo, lo mismo que nosotros que hemos vivido gran parte de la historia . 
Por eso no creo que ahora se trate de discutir criticar y repetir lo que todos sabemos, sino de por lo menos exponer la realidad actual, para lograr la humanización del sistema político cubano, compasivo, con quienes no tienen la posibilidad intelectual o las virtudes o defectos necesarios para adquirir y acumular riquezas, a pesar de trabajar y sacrificarse diariamente. 
Los seres humanos necesitan compasión, amor de otros que pueden protegerlos, simplemente por ser parte dela raza humana. Lo mismo que hay quien se dedica a proteger los animales, y desprovisto hogar para evitar la eutanasia, porque muchos no tienen los medios intelectuales ni las ambiciones suficientes para llegar a tener riquezas y poderes de cualquier tipo, no todos, aunque estudien y adquieran una gran cultura pueden lograr los mismos resultados. Los enfermos por causas naturales, ajenas a su voluntad, sin ser drogadictos o alcohólicos, necesitan ayuda social para curarse, mediante la compasión, ejercida como virtud social y no como una excepción personal.  

En fin de lo que se trata, es que trabajemos en todos los sentidos, que nos lo permitan fuera y dentro de Cuba, para si no podemos borrar todo el mal que se ha hecho, al menos podamos retomar lo mejor del camino abandonado por el desgobierno y la dictadura de los ambiciosos y sociópatas,  y no digo comunista porque lo que ha habido y hay en  Cuba no es  comunismo ni socialismo, es una dictadura oportunista, que ahora trata de recuperar lo mejor de todo lo destruyeron bajo una modalidad, al parecer diferente, bajo la dirección directa del
Résultats de recherche d'images pour « fotos de Gerardo Machado, fulgencio  Batista , Fidel Castro y Raul Castro »
General Presidente  Raúl Castro
y sus seguidores y que por supuesto,  no se trata de comparar quien de los dos hermanos es mejor o peor. Dejemos eso para los historiadores que vendrán más tarde a exponer sus criterios sin las limitaciones a que estarían expuestos actualmente, pues al final, de una forma u otra, la historia condenara y absolverá quienes lo merezcan de una u otra forma.