30 ago. 2016

Dicen que quien rie ultimo rie….mejor.



Résultats de recherche d'images pour « Raul Castro y su nieto »Résultats de recherche d'images pour « Raul Castro y su nieto »


Desde que alguien me contó que mi bisabuelo paterno había llegada a Cuba. diciendo que era Jefe de una tribu yucateca y termino como Mayoral de los esclavos de un ingenio cubano, que mi bisabuela materna afirman era descendientes de una familia judía, de origen egipcio, todo muy complicado y hasta sorprendente, decidí no seguir hurgando en estas cosas de la genealogía, que al final podían darme resultados inesperados o desagradables. 
Siempre interesado, como la mayoría de las personas, un día se me ocurrió  analizar  mi ADN genético,  que da información interesante, menos específica, con respecto a nuestras propias raíces genéticas y me ha resultado muy interesante, por supuesto solo lo relacionado con mi existencia personal, pues la genealogía dinástica de nadie me interesa, aunque excepcionalmente husmeando en este tema encuentre cosas  interesantes y hasta risibles, como la del profesor de una Universidad de Miami, que resulto descendiente directo de Gneis Kan al parecer por vía de una de sus 20 000 mujeres, a pesar de su  apellido  Robinson, y apariencia europea. 
En fin, es por estas cosas, a veces sorprendentes, que hoy quiero referirme a la historia de la herencia revolucionario en Cuba.
Siempre se ha dicho que, a pesar de la fama de hombre duro, que le han endilgado durante medio siglo el General Presidente Raúl Castro, según sus más allegados, es un tipo que le gusta la jarana, hacer bromas y pasarla bien, es decir lo que en Cuba llamamos “un gran jodedor”. Como la broma que le hizo a un grupo de periodistas con la famosa foto donde aparece con su padrino Fulgencio Batista. 
 Claro que no todas las bromas son de su agrado, como dijo cuándo se refirió a las   bromas de Arnaldo Ochoa, que no sabía si estaba hablando en serio o jugando. Quizás por lo amenazante, como por ejemplo decirle:  "Cuando yo sea el Jefe de voy a enviar a cazar cocodrilos en la Ciénaga de Zapata o a cortar el Marabú de la Carretera Central. "  

Así las cosas, mientras su hermano mayor ejercía  los grandes poderes de la finca, digo de Cuba y encamino sus hijos fuera de la política, a excepción de  Alex  Alina uno fotógrafo y la otra periodista y "disidente”,  ahora Raúl nos sorprende con su hijo dominando las esferas del orden interior, y probablemente como futuro  Ministro del Interior, heredero de los métodos disuasivos del Cmte. Ramiro Valdés, y a su hija como defensora de la minoría homosexual,  nos tiro una nueva carta, utilizando como medio la tercera generación, casi como una gran burla personal relativa a su respuesta a quienes se burlaron de uno de sus herederos. Como diciendo:  " de los Castros no se burla nadie".




Sucede que cuando su visita a Francia su nieto fue objeto de burlas y criticado por su aparente poco dominio de las reglas protocolares, relativas a las escoltas personales de los dirigentes de gobiernos y otras figuras importantes, publicadas en todos los medios de comunicacion

Indudablemente, sea quien sea el abuelo, la mayoría tenemos debilidades por nuestros nietos, y he ahí la gran sorpresa, que solo a un gran bromista, vengativo se le podía ocurrir, reflejo del dicho hispano:
 “Al que no quiere caldo, tres tazas”, nombrando a su nieto Gran Jefe de todos los Guarda Espaldas de Cuba y que además controla los secretos de la vida de no importa quien, al estilo de Fouché, a pesar de su juventud y falta de experiencia en estas tareas. 

El General Presidente Raúl Castro está en su época de mando absoluto, sin nada de dominio ni control fraternal desde el Punto Cero. 
Raúl Castro, está cambiando y cambiara aún más las estructuras del poder creadas por la megalomanía de su querido hermano mayor, convertido en una pieza del museo histórico, donde puede ser visitado por quienes sienten la curiosidad de ver lo que fue y no es, como algunos que hemos visitado el Museo Egipcio para ver las momias  de Thutankamen y Ramsés

El carácter secretista e impredecible del actual presidente de Cuba Raúl Castro, es más amenazante que el carácter del autoritario y caprichoso del ex presidente Fidel Castro.

 Con Raúl Castro cualquier cosa puede suceder y es así como se decide el futuro de la Cuba y las reformas que está realizando, aunque muchos las nieguen a su antojo. Y es sobre esto que deben reflexionar quienes lean estas notas. 

Muchas personas, dicho por ellas mismas están esperando que muera Fidel Castro para que las cosas de Cuba cambien de una forma u de otra, para bien o para mal. 
En mi opinión, basado en hechos, como este que comento, es perder el tiempo. 

Es evidente que Fidel Castro no decide nada, es Raúl quien tiene "la sarten por el mango", y para cualquier solución o medida hay que negociar con Raúl Castro. 
Los tiempos de las llamadas " cosas de Fidel” ya termino, quien manda en Cuba es Raúl Castro y es con quien hay que "resolver". 

Si estoy equivocado, como podría suceder, pregunto:  

¿Estaría Fidel Castro de acuerdo con nombrar al nieto de Raúl para ese cargo? 

 No lo creo. 
Como dijo el Cesar: "Alea Jacta Est